Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

LA IMPORTANCIA DE LA VITAMINA D

Nutrir a nuestro organismo con vitamina D es esencial para la absorción y el mantenimiento de niveles correctos de fósforo y calcio, minerales que intervienen en la formación y mantenimiento de las estructuras óseas del cuerpo, como son los huesos y dientes. Y también favorece el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

La importancia de la vitamina D

Fuentes de Vitamina D

  • El 90% se obtiene de los rayos solares que bañan nuestra piel (síntesis cutánea), y el 10% procede de la alimentación.
  • Alimentos de origen animal como el pescado azul (salmón, caballa, arenques, sardinas) y aceites de pescado
  • La yema de huevo, el hígado, o la mantequilla .
  • Complementos alimenticios con un alto contenido en vitamina D.

¿Toman suficiente Vitamina D nuestros hijos?

La lactancia materna es la mejor opción para alimentar a nuestros hijos. Sin embargo su concentración de vitamina D puede presentar importantes diferencias. Este valor depende de la alimentación durante el embarazo y lactancia y los baños de sol que la madre tome durante estos periodos. Como las reservas de Vitamina D del recién nacido dependen de las de la madre, pueden darse casos de déficit en bebés, por lo que hay que seguir una dieta equilibrada que incluya lácteos y pescado azul fuente, de vitamina D.

Para prevenir posibles deficiencias de este nutriente, cada vez más organismos internacionales recomiendan suplementar la dieta con vitamina D, especialmente en el caso de los bebés.

  • Bebés prematuros
    Se recomienda suplementar la alimentación con vitamina D dado que la reserva corporal de los prematuros es menor que la de los nacidos a término.
  • Bebés alimentados con leche materna y de fórmula
    La Asociación Española de Pediatría recomienda suplementar con 400 UI diarios a los lactantes menores de un año alimentados con pecho de forma exclusiva o que tomen menos de 1 litro diario de leches infantiles.
  • Niños y adolescentes
    En casos de carencia de Vitamina D, y cuando la alimentación y la exposición al sol no sea suficiente, también se recomienda suplementar.
  • Adultos en general
    Si bien vivimos en un país con sol, cada vez se detecta mayor déficit de Vitamina D en la población. En estos casos, se recomienda revisar la alimentación y aumentar la exposición solar. En última instancia, también se pueden tomar suplementos.

¿Sabías que un aporte adecuado de Vitamina D favorece la mineralización de los huesos? Por ello, niños y adolescentes, en etapa de crecimiento, deben tomar la cantidad adecuada.

¿Sabías que un aporte adecuado de Vitamina D favorece la mineralización de los huesos?

Por ello, niños y adolescentes, en etapa de crecimiento, deben tomar la cantidad adecuada.

Más para tus hijos
No te pierdas nada
Únete a nuestro...
Síguenos en...

Para estar a la última de nuestras novedades, promociones y ¡mucho más!

Para seguir los avances y el día a día del bebé protagonista de el Babygram.

Para aprender muchísimo con nuestro vídeos didácticos.

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto