Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿CÓMO SE PROTEGE
NUESTRO CUERPO?

El cuerpo humano cuenta con un sistema de defensa natural, que combina dos formas de actuación para ejercer una acción protectora más eficaz.

Inmunidad innata o inespecífica, como primera línea de defensa frente a organismos infecciosos, que produce una protección general frente a cualquier agresión.

Inmunidad adaptativa o específica, cuando los agentes infecciosos superan la inmunidad inespecífica. En este momento se generan diferentes compuestos adaptados para cada situación, como los anticuerpos. Este sistema es el que se refuerza con las vacunas.

¿Cómo se protege nuestro cuerpo?

Infecciones habituales en los más pequeños

Cuando los niños y niñas son pequeños es habitual que se contagien de virus e infecciones por su socialización en la guardería y en el colegio, sobre todo en su comienzo.

Además de compartir buenos momentos, los más pequeños comparten juegos, cucharas, vasos, estornudos… Acudir a visitar al pediatra con la sala llena de niños resfriados también puede ser una vía de alto riesgo de contagio


Enfermedades infecciosas más frecuentes de la infancia

En la infancia hay enfermedades infecciosas que se dan de forma frecuente, como las de las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal. La mayoría son benignas, tienen una duración corta y no requieren fármacos, aunque es el pediatra quien debe valorar el tratamiento a seguir.

  • Infecciones intestinales
  • Infecciones respiratorias

Si aparecen de forma recurrente, las llamadas infecciones de repetición, pueden llegar a debilitar de forma constante las defensas, pueden favorecer la aparición de infecciones de otro tipo, además de disminuir el apetito y el peso del niño.

En estas circunstancias puede ser interesante reforzar las defensas.

¿Sabías que cuando nacemos nuestro sistema inmune todavía no está maduro? Se trata de un proceso lento y complejo que madura alrededor de los diez años, cuando un niño puede haber sufrido una media de hasta 100 infecciones, la mayoría respiratorias.

Más para tus hijos
No te pierdas nada
Únete a nuestro...
Síguenos en...

Para estar a la última de nuestras novedades, promociones y ¡mucho más!

Para seguir los avances y el día a día del bebé protagonista de el Babygram.

Para aprender muchísimo con nuestro vídeos didácticos.

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto