Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
23 09 | 2016

Los celos, ¿aliados del deseo?

Por |23 - septiembre - 2016|Categorías: Sexualidad|Tags: , , , , , , , |0 comentarios

Los celos parecen disparar la pasión, y la pasión siempre resulta emocionante. Sin embargo, si utilizas los celos para seducir a un hombre que te gusta puedes echar a perder la relación.

Francesco Alberoni, sociólogo y estudioso del amor, nos advierte que los celos suelen crear vínculos muy superficiales. La razón es que amar bajo […]

1 03 | 2016

Secretos para seducir a un hombre

Por |1 - marzo - 2016|Categorías: Sexualidad|Tags: , , , , , , , , |0 comentarios

A los hombres, como a las mujeres, les gusta sentirse deseados. Cuando quieras seducir, demuéstrale que él te gusta. Hazlo, sobre todo, con tus actitudes y con el lenguaje no verbal; es más sutil y más fácil de entender. Es decir, mírale, sonríele, repite su nombre, rózale de vez en cuando. Ten en cuenta que la mayoría de los hombres se excitan, sobre todo, por lo que ven, de manera que haz esas cosas tan clásicas que siempre funcionan: cruza las piernas, enseña un hombro, tócate el pelo, ladea tu cadera… Coquetea.

[…]

9 11 | 2015

El sinuoso camino de la seducción

Por |9 - noviembre - 2015|Categorías: Sexualidad|Tags: , , , , , , , |0 comentarios

El mundo de los encuentros eróticos se rige por la regla de que nada ha de ser obligatorio. Porque, en esa emocionante búsqueda del otro, lo que nos fascina es el sinfín de posibilidades que se presenta ante nosotros. Pueden suceder muchas cosas, y eso actúa como un poderoso estímulo que dispara dos reacciones que suelen caminar de la mano: nuestra imaginación y nuestros deseos.

[…]

10 04 | 2015

El arte de la espera

Por |10 - abril - 2015|Categorías: Sexualidad|Tags: , , , , , , , , , |4 Comentarios

Los deseos no juegan en la liga de las obligaciones. Eso significa que si me siento presionada a querer algo, lo más probable es que no lo quiera. Incluso puede que acabe cogiéndole manía. Desear es algo espontáneo, y la espontaneidad, por muy paradójico que resulte, requiere su tiempo.

[…]