Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
7 10 | 2015

Alimentación y vitalidad

Por |7 - octubre - 2015|Categorías: Alimentación-Nutrición, Cansancio y falta de energía|Tags: , , , , , , , , , |0 comentarios

Escrito por Sonia March y Mónica Peitx.

Tener energía, sentirnos vitales y con buen humor puede verse comprometido debido a un ritmo de vida acelerado, malos hábitos alimentarios y falta de ejercicio físico. También los cambios de estación pueden comprometer nuestra vitalidad.

Por otro lado, los nutrientes y una correcta alimentación son fundamentales para tener energía durante todo el día.

[…]

4 05 | 2015

Deporte para canalizar tu energía

Por |4 - mayo - 2015|Categorías: Deporte y Mujer|Tags: , , , , , , , , , |0 comentarios

Mens sana in corpore sano. Pon un poco de deporte en tu vida y los resultados no se harán esperar: no solo tendrás una silueta envidiable sino que reforzarás tu autoestima y potenciarás tu espíritu de superación y sacrificio. Sobre todo si te sientes cansada, estresada y desanimada, sigue leyendo: te damos la clave para lograr el ansiado equilibrio.

[…]

25 02 | 2015

Activa tu metabolismo

Por |25 - febrero - 2015|Categorías: Alimentación-Nutrición|Tags: , , , , , , , , , , |1 comentario

La energía que el cuerpo humano utiliza para vivir y realizar todas sus funciones se llama gasto energético. A este gasto de energía contribuyen tres componentes importantes: el metabolismo basal, la actividad física y la termogénesis o efecto térmico de los alimentos.

[…]

6 02 | 2015

La vitalidad, piedra angular de nuestro día a día.

Por |6 - febrero - 2015|Categorías: Deporte y Mujer|Tags: , , , , , , , |0 comentarios

Si algo es fundamental en el día a día de las mujeres es la energía, que al contrario de lo que se piensa, no debería tener fecha de caducidad en absoluto. Por supuesto que está más presente de forma natural cuando tenemos 20 o 30 años, pero no debería desaparecer, ni mucho menos, llegados los 40 o los 50.

[…]