Por |16 - febrero - 2015|Categorías: Deporte y Mujer|Tags: , , , , , , , , |0 comentarios

Con los ejercicios que te proponemos recuperarás la flexibilidad y endurecerás tu cuerpo.

Los ejercicios adaptados para el posparto te permitirán perder los kilos ganados en el embarazo y recuperar la forma física. Su práctica debe iniciarse una vez transcurrida la cuarentena, con la autorización del ginecólogo y de manera progresiva, controlada, adaptándose a las necesidades y posibilidades de cada madre. Aquí te proponemos una tabla completa.

Uno de los propósitos más inmediatos tras dar a luz es perder los kilos que te sobran y recuperar la agilidad y firmeza. Además de seguir una alimentación sana y equilibrada, la práctica de ejercicio te ayudará a recuperar la figura. No olvides que debes hacerlo siempre bajo la supervisión de tu médico. Te proponemos algunos ejercicios fáciles y eficaces, que puedes practicar en tu casa. Cada uno de ellos está diseñado para una zona del cuerpo y no dañan el suelo pélvico ni la columna.

Objetivo: fortalecer los muslos

El estiramiento de los isquiotibiales, los músculos que discurren por detrás de las piernas, te ayudará muchísimo en tu proceso de tonificación general. Además, es bueno para relajar la espalda y ayudar a que la pelvis se coloque en mejor posición.

¿Cómo se practica?

Tumbada boca arriba, coge la punta del pie con un cinturón, tratando de llevar el talón hacia el techo durante 20 segundos. Mantén la rodilla contraria ligeramente flexionada con el talón correspondiente apoyado en el suelo. Repítelo 5 veces con cada pierna, tres veces al día.

Objetivo: tonificar los glúteos

Este ejercicio es la mejor manera de recuperar rápidamente la figura tras el parto. Además, previene dolores lumbares y ayuda a reforzar la región pélvica.
¿Cómo se practica?
Tumbada boca arriba, con las rodillas dobladas, coloca una pelota entre tus piernas, para evitar separarlas. Inspira y cuando sueltes el aire, levanta la pelvis hasta la altura de los dorsales, justo debajo de los omoplatos. Baja poco a poco. Si se te cae la pelota es que has separado las rodillas y lo estás haciendo mal. Repite este ejercicio 10 veces, tres veces diarias.

Objetivo: endurecer el abdomen

Tras el parto es importante trabajar el abdomen de manera correcta. Este ejercicio ayuda a tonificar el abdomen y también los glúteos. También conseguirás estabilizar la zona lumbar y pélvica.

¿Cómo se practica?

Boca abajo y con los pies sobre las puntas, apoya los antebrazos en el suelo, en ángulo de 90 grados, y deja el resto del cuerpo en el aire, con los codos alineados con los hombros. Levanta una pierna y contrae los glúteos. Mantén 20 segundos la tensión, apoya la punta del pie, cambia de pierna y repite. Haz el ejercicio 7 veces con cada pierna.

Objetivo: activar la circulación

Después del parto es esencial que actives la circulación. Para ello, lo mejor es caminar, ya que es lo mejor para oxigenar los tejidos, pero tienes que hacerlo como te explicamos a continuación.

¿Cómo se practica?

Mantén la mirada horizontal, y coloca los hombros relajados y hacia atrás. Anda a paso ligero durante 30 minutos, sin pausa, manteniendo la espalda recta, apretando las nalgas y metiendo el abdomen hacia adentro.