Por |12 - diciembre - 2018|Categorías: Bienestar Íntimo, Ginecología|Tags: , , , , , |0 comentarios

La Vitamina D tiene un papel muy importante en el metabolismo óseo. Su déficit se traduce en un aumento de la hormona paratiroidea y esto en una pérdida de calcio. Su deficiencia se ha relacionado también con patologías como la hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular o diabetes tipo 2.

La vitamina D es producida por el organismo a partir de la luz solar, pero también puede obtenerse con la alimentación o con suplementos farmacológicos.

El embarazo es un periodo donde las necesidades de calcio son mayores por lo que el intestino aumenta la absorción del mismo, pero pese a esto hay publicaciones que revelan la alta prevalencia de insuficiencia de Vitamina D (41,5%) en mujeres embarazadas, incluso en ciudades donde la exposición solar es alta.

La deficiencia o insuficiencia de Vitamina D puede conducir a complicaciones obstétricas (preeclampsia, diabetes gestacional, parto prematuro) y complicaciones fetales (bajo peso al nacer, retraso del crecimiento intrauterino, mayor número de alergias, infecciones de vías respiratorias).

Se ha visto mayor riesgo de padecer una hipovitaminosis D en las gestantes obesas, gestantes con piel oscura, gestantes con vestimenta total o movilidad reducida.

 

Entonces, ¿qué debemos hacer en el embarazo?

Si bien es verdad que la Vitamina D se sintetiza con la exposición solar, los cambios cutáneos que se producen en el embarazo hacen recomendar protección solar o evitar la exposición a la misma. Y la Vitamina D que se consigue a través de la alimentación (fundamentalmente lácteos, derivados lácteos y pescado azul) no llega a cubrir más que el 10% de las necesidades diarias recomendadas de Vitamina D.

Los niveles en sangre de Vitamina D en el embarazo descienden a lo largo del mismo, independientemente de la estación del año en la que se encuentre la embarazada.

Por todo esto, es importante realizar un cribado de los niveles de Vitamina D durante el embarazo e identificar a mujeres que deban ser tratadas con suplementos de Vitamina D.

 

¿Es segura la suplementación diaria de Vitamina D en el embarazo?

De acuerdo con el protocolo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO):

  • Es segura la ingesta de suplementos de Vitamina D en el embarazo
  • A las gestantes con alto riesgo de hipovitaminosis D o niveles insuficientes se les debe dar un aporte de Vitamina D

 

 

Dra. Alicia Esparza. Ginecóloga y obstetra.