La onagra (Oenothera biennis), también conocida como prímula, es una planta originaria de Norteamérica que ha sido utilizada de forma tradicional desde hace siglos para tratar problemas en piel (quistes, heridas…). No fue hasta el siglo XVIII que esta planta llega a Europa donde se empiezan a descubrir sus propiedades beneficiosas, entre las cuales destacaría la mejora del dolor asociado a la menstruación u otro tipo de malestares que comportaban un dolor abdominal o cólico.

Sus propiedades beneficiosas son debidas en parte a una concentración elevada de ácidos grasos esenciales de la familia Omega-6, en especial de ácido linoléico y gamma-linolénico (GLA) que presentan las semillas de onagra.

¿Cómo se obtiene el aceite de onagra?

El aceite de onagra es un extracto oleoso concentrado que se obtiene de las semillas de la onagra. Destaca el aceite de onagra obtenido de su primera presión y en frío, pues mediante esta extracción se consiguen concentraciones más puras y elevadas de GLA.

Lo puedes encontrar en forma de Complemento Alimenticio en dos tipos de formatos: perlas o líquido. Este último formato permite tanto su uso oral como su uso tópico. En el caso de las perlas, se suele recomendar la toma de 2 a 4 perlas al día y si prefieres tomarlo líquido, con una cucharita de café al día ya es suficiente. Eso sí, es necesaria cierta constancia por lo que lo más recomendable es tomarlo como mínimo durante varias semanas.

El aceite de onagra, por su papel regulador ha sido y es uno de los remedios naturales más recomendado para la mejora de las molestias que aparecen en distintos momentos de la vida de la mujer, desde la pubertad con el síndrome premenstrual hasta el climaterio, con la aparición de la menopausia.

Además, el aceite de onagra también tiene efectos beneficiosos a nivel cutáneo, al preservar la estructura de la piel pues favorece una adecuada secreción sebácea y previene la pérdida de agua. Estas propiedades hacen que el aceite de onagra no sólo sea de interés para las mujeres que queramos mantener nuestra piel tersa e hidratada sino que resulta un producto de elección para aquellas personas que presentan eccemas, sequedad cutánea y dermatitis atópica.