Esa zona que forman por un lado las sierras de Huelva y Córdoba con Badajoz, junto con Salamanca (sin olvidar otros puntos del resto del país) representan la cuna por excelencia de la cría y elaboración del Jamón Ibérico de Bellota.

Jamón cuyo consumo, además de ser uno de los manjares más exquisitos que podemos llevar a la mesa, va más allá del mero disfrute culinario, pues nos aporta beneficios nutricionales que debemos conocer.

El primero y más reconocido es su aportación a la salud cardiovascular, debido a su alto contenido en ácido oleico (ácido graso monoinsaturado) que ayuda a aumentar el llamado “colesterol bueno” (HDL) y a bajar el “Colesterol malo” (LDL). Pese a ser una grasa de origen animal, es considerada “cardiosaludable”.

También es rico en vitamina E que con su acción antioxidante ayuda a prevenir el envejecimiento celular.  Contiene minerales como el hierro, magnesio, zinc,  cobre, calcio… o el selenio, potente antioxidante que interviene en procesos de antienvejecimiento. También forman parte de su composición las vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, beneficiosas para el desarrollo del sistema nervioso central.

Además aporta una cantidad importante de proteínas y si no “abusamos” de su consumo  (que al precio al que está y más con los tiempos que corren, no hay mucho riesgo de abusar) la aportación energética es moderada, con lo que incluso se puede tomar, moderadamente, en dietas  hipocalóricas.

En relación a otros tipos de jamones, la gran diferencia del jamón Ibérico de Bellota, radica por un lado en la raza de los cerdos de los que proviene, y por otro en su alimentación tradicional durante el periodo de la montanera a base de hierbas, bulbos, semillas… y bellotas, y además en su crianza, libre en el campo, lo que le permite hacer mucho ejercicio, que incide de una forma fundamental en su composición nutricional.

Así pues recuerda que cada vez que estés degustando un buen plato de Jamón Ibérico de bellota, además del placer gastronómico, estás incluyendo en tu dieta un alimento saludable y con un rico perfil nutricional.