El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Como cada año, el tema que se quiere dar a conocer lo anuncia la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En esta ocasión, las protagonistas han sido las cooperativas agrícolas, con el lema “Las cooperativas agrícolas alimentan el mundo”,  para reconocer la labor que desempeñan éstas en la mejora de la seguridad alimentaria y su interés en erradicar el hambre.

Pero, ¿Qué son estas cooperativas?, ¿cómo funcionan?

Una cooperativa es un grupo de personas que constituyen una empresa de la que tienen propiedad común y que se rige por principios democráticos. Es una empresa especial, ya que además de buscar rentabilidad, también ayuda a sus miembros a cumplir sus aspiraciones personales.

Un gran número de pequeños agricultores, pescadores, criadores de ganado, entre otros productores en los países en desarrollo se encuentran a menudo limitados en herramientas, servicios, o en el acceso a información sobre la actualidad de los mercados.   Esto provoca que en ocasiones no puedan reaccionar adecuadamente a la demanda de productos y sus ganancias se vean afectadas. Ahí entra el papel de las cooperativas agrícolas, transmitiendo a los productores  conocimientos especializados, que les ayudan a adaptarse a la evolución de los mercados y a analizar sus sistemas productivos para así poder buscar posibles alternativas para la mejora de sus sistemas de producción. También son un apoyo para ayudarles a generar empleo, a aumentar la seguridad alimentaria, y en definitiva, a mejorar su día a día.

Las cooperativas y organizaciones rurales están ganando importancia en la actualidad, esto se refleja también en la decisión de la Asamblea General de la ONU de declarar a 2012 como “Año Internacional de las Cooperativas”.

En definitiva, lo que nos muestran las cooperativas es que la unión hace la fuerza. La agrupación de personas para conseguir un mismo objetivo, hace que los resultados sean mucho más positivos. Iniciativas como “El Día Mundial de la Alimentación” o el “Año Internacional de las Cooperativas” dan a conocer la importancia de éstas para que, entre todos, la lucha contra el hambre sea mucho más fácil.