El verano está lleno de ocasiones para juntarse con los amigos o la familia y compartir buenos momentos, a menudo alrededor de una mesa con alguna bebida que se acompaña de una tapita o aperitivo. Las patatas fritas con salsa brava están muy buenas pero no para comer todos los días si queremos vigilar nuestro peso.

Para ayudarte a mantener tu figura sin coger kilos de más y seguir disfrutando de la comida, te proponemos aperitivos saludables y ligeros para comer en cualquier terraza o bar, para preparar en casa o llevártelos si vas a pasar el día en la playa o en el campo.

  • Berberechos, almejas y mejillones, en conserva o frescos simplemente abiertos al vapor y aliñados con un picadillo de pimiento rojo y verde con cebolla. Se comercializan buenas salsas para acompañar el marisco a base de vinagre, pimienta y pimentón rojo.
  • Anchoas con corazones de alcachofa (en conserva) a modo de pinchito con un palillo de madera.
  • Brochetas de tomate cherry con una bolita de queso mozarela y unas hojas de menta fresca, muy colorido, refrescante y fácil de comer.
  • Tacos de melón con jamón ibérico, que puedes sustituir por piña con jamón según tus preferencias o la época del año si no encuentras melón.
  • Champiñones al horno con ajo y perejil, enteros tipo sombrero al revés. Se hacen en un momento y están riquísimos incluso si no se comen calientes.
  • Pulpo a la gallega, un picoteo marinero con patatas hervidas ideal para compartir.

Evita los aperitivos ricos en grasa y sal, y por supuesto más calóricos, como las patatas fritas o patatas chips, croquetas, chistorra, tacos de queso curado, cacahuetes y otros frutos secos sobre todo si son fritos con miel.

¿Y qué pasa con las aceitunas? Son el fruto del olivo, todo aceite, de tipo monoinsaturado y con muchísimas propiedades saludables pero no olvidemos que su aporte calórico es importante y es mejor evitarlas si no queremos volver de las vacaciones con kilos de más.