De todos son conocidas las propiedades saludables atribuidas a la dieta mediterránea y sin duda alguna uno de los componentes fundamentales de esta dieta, es el aceite de Oliva.

Debido a sus propiedades, los beneficios que se asocian a su consumo son numerosos y variados:

  • Ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y tiene un efecto importante en la prevención de la arterioesclerosis.
  • Ayuda al control del colesterol. Por un lado nos viene muy bien para reducir los niveles de LDL-Colesterol (el llamado colesterol malo) previniendo las enfermedades cardiovasculares y por otro ayuda a aumentar el HDL-Colesterol (colesterol bueno) mejorando en general la circulación sanguínea y con efectos beneficiosos sobre la hipertensión.
  • Se considera que puede tener un cierto efecto protector sobre algunos tipos de tumores. Hay numerosos estudios que describen que una dieta rica en aceite de oliva reduce el riesgo de tumores como los de mama, próstata, aparato digestivo….etc.  Hay varias posible razones para este efecto protector, pero quizás la más importante está relacionada con su contenido en ácido oleico, (ácido graso monoinsaturado predominante en el aceite de oliva).
  • Favorece la disminución de la incidencia de complicaciones de la diabetes, e incluso puede ayudar a retrasar el inicio de la enfermedad.
  • Es un aliado contra la obesidad. Al disminuir el consumo de las grasas saturadas y con una dieta rica en aceite de oliva, se contribuye a disminuir el sobrepeso y la obesidad.

Otros beneficios con los que se asocia son:

  • Retrasar el envejecimiento celular, debido a las propiedades antioxidantes de algunos de sus componentes  como la Vitamina E, polifenoles etc.
  • Mejorar el sistema inmunológico, jugando un papel importante en diversas funciones inmunológicas sobre todo en la regulación de procesos inflamatorios y enfermedades autoinmunes.
  • Favorecer la función digestiva y ayudar a controlar el estreñimiento.
  • Mejorar la mineralización de los huesos y por tanto contribuir a reducir el riesgo de osteoporosis.

Pero además de todas estas propiedades y algunas más que influyen de una forma importante en nuestra salud, también tiene beneficios “cosméticos” mejorando la hidratación de la piel y fortaleciendo uñas y cabello. Existen numerosos “remedios caseros” y diversas líneas de cosméticos (cremas, geles de baños, champús…etc.) para el cuidado de piel, uñas y cabello, hechos con la base del aceite de oliva.