Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puré otoñal

Puré otoñal

Plato:

Plato principal

Indicación:

Dieta habitual

Etapas

Ingredientes
  • 1 pieza/s Manzana (200 grs/pieza)
  • 1 pizca/s Tomillo
  • 3 Cacito/s Blemil plus 2 forte
  • 80 gramo/s Calabaza
  • 40 gramo/s Cebolla
Preparación

1) Pelar la calabaza y quitarle bien sus pepitas, cortar a trozos y hervir junto a la cebolla también troceada. Cuando esté tierna, sacar la verdura y escurrir, reservando  un poco de caldo.
2) Pelar la manzana y cortarla. Añadir a la verdura cocida y agregar 100 ml. de caldo o agua.
3) Incorporar el Blemil plus 2 forte.
4) Añadir el tomillo y triturar hasta conseguir una masa fina y homogénea.

Información nutricional

Valor energético: 193,05 Kcal; Proteínas: 3,73 g; Hidratos de carbono: 35,35 g; Grasas: 3,99 g;   Saturadas: 0,29 g; Fibra alimentaria: 5,81 g; Calcio: 53,39 mg; Sodio: 87,41 mg.

Comentario nutricional

Todo debe quedar con una textura muy fina para que el bebé no lo rechace. La manzana suaviza el puré.


En el caso de que se prepare con una fórmula hidrolizada o una fórmula de arroz, se puede utilizar en la alimentación de los bebés con alergia a las proteínas de la leche de vaca.

Truco culinario

Para pelar más fácilmente la calabaza, se introduce en el microondas unos segundos, se deja enfriar y después se pela.

El tomillo fresco es mucho más aromático que el seco. El tomillo hay que triturarlo junto con los vegetales para evitar que queden trocitos más grandes que dificulte la ingesta del bebé.

La cebolla se puede dorar un poco en la sartén con una cucharadita de aceite de oliva.

La manzana también se puede añadir asada, de esta forma la manzana es astringente e indicada en procesos diarreicos.

Productos Ordesa para esta receta
Blemil plus 2 forte

Blemil plus 2 forte

Innovamos constantemente para ofrecer fórmulas avanzadas

Ver ficha

Comentarios

Escribe tu respuesta

Laura Rubiales (12 de Febrero de 2019, 02:02:55) Responder

No entiendo entonces una vez hecha la receta que lleva incluida leche de continuación, cuanto tiempo puede durar. Otra pregunta: ¿Siempre hay que incorporar leche a las recetas, o se pueden hacer sin leche? , o ¿depende del tiempo del bebe, por el tema del sabor? Gracias

Club de Padres (12 de Febrero de 2019, 11:18:12) Responder

Hola Laura, Al igual que en el caso de los biberones, en el caso de las recetas se recomienda su consumo inmediatamente después de su preparación o al cabo de un periodo de tiempo más o menos corto, y evitar guardarlas preparadas de una toma para otra. Las razones son nutricionales (ya que algunos de los compuestos presentes en las leches infantiles son sensibles al oxígeno, al aire y a la humedad) y sanitarias (posibles alteraciones higiénico-sanitarias de las leches infantiles si se guardan durante un periodo largo de tiempo una vez preparadas ó se produce una manipulación inadecuada de las mismas, ya que los lactantes de pocos meses de vida son muy sensibles a cualquier tipo de agente infeccioso que la población adulta tolera sin que le cause ningún perjuicio). Respecto al tema de la leche, la receta en cuestión incorpora leche, sin embago, puedes modificarla en función de preferencias y gustos, sin embargo esto afectará la textura y/o densidad de la misma. Saludos.

Cristina Gárate (15 de Enero de 2017, 15:56:48) Responder

Hola quería preguntar por el tema de la conservación de la leche ya que una vez mezclada con agua solo tiene una duración de una hora, y si la usas para las distintas recetas de las cuales además haces mas cantidad de un plato logicamente, cuanto puedes tardar en consumir el alimento? y se podría congelar????

Club de Padres (17 de Enero de 2017, 16:36:05) Responder

Hola Cristina, en general, se recomienda la utilización de las leches infantiles inmediatamente después de su preparación o al cabo de un periodo de tiempo más o menos corto, y evitar guardar leches o papillas de cereales preparados de una toma para otra. Las razones son nutricionales (ya que algunos de los compuestos presentes en las leches infantiles son sensibles al oxígeno, al aire y a la humedad) y sanitarias (posibles alteraciones higiénico-sanitarias de las leches infantiles si se guardan durante un periodo largo de tiempo una vez preparadas ó se produce una manipulación inadecuada de las mismas, ya que los lactantes de pocos meses de vida son muy sensibles a cualquier tipo de agente infeccioso que la población adulta tolera sin que le cause ningún perjuicio). En el caso de la elaboración de biberones de leche cuando salga de viaje o a pasear, le recomendamos guardar el agua en un termo o similar y mezclar con la leche en polvo justo antes de su administración (puede llevar la leche ya medida en un dosificador), para poder asegurar unas características nutricionales y sanitarias óptimas para todos los alimentos destinados a la alimentación de su bebé. En el caso de las recetas, pueden consumirse durante el día, siempre y cuando tomes las mismas precauciones que cuando cocinas otros platos, es decir, que mantengas la preparación refrigerada hasta su consumo y si lo deseas, también puedes congelar parte de la preparación. Esperamos haberte ayudado.

Olatz Muñiz (12 de Septiembre de 2015, 00:31:23) Responder

La manzana cocinada es astringente, la natural también no? En menor grado? ¿Al cocinar las frutas no se elimina en parte el factor astringente gente? Muchas gracias

Club de Padres (15 de Septiembre de 2015, 15:12:38) Responder

Hola Olatz, La capacidad astringente de algunos alimentos puede verse modificada dependiendo de cómo la cocines. En el caso concreto de la manzana, es más astringente cruda que cocida, y en el caso de los niños pequeños una manera sencilla de facilitar su consumo en crudo es dársela rallada. Saludos

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto