Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Huevos rellenos en bechamel

Huevos rellenos en bechamel

Plato:

Plato principal

Indicación:

Malos comedores , Dieta habitual
Ingredientes

Para 4-6 raciones:

  • 4-6 huevos medianos cocidos o duros
  • 1 lata grande de atún en conserva en aceite de oliva
  • Opcional: pimiento asado picado, aceitunas rellenas picadas
  • Para la salsa bechamel ligera:
  •  4 cucharadas soperas aceite de oliva virgen
  •  80 g de harina
  •  600 ml de leche
  •  Sal, pimienta, nuez moscada
  •  4 cacitos de Blenuten Neutro
  • Queso para gratinar
Preparación
  1. Hierve los huevos en agua hasta que queden bien cocidos, unos 10 minutos. Luego enfríalos, quítales la cáscara, pártelos a lo largo, y quita las yemas con cuidado, reserva las claras.
  2. En un cuenco, pon las yemas junto al atún escurrido y mézclalo con la ayuda de un tenedor hasta tener una masa grumosa, ahora sería el momento de poner el pimiento y las aceitunas picadas.
  3. Con la ayuda de una cucharita, rellena las claras con la masa de yema y atún hasta repartirla toda. Colócalos en una fuente para cubrirlos con la bechamel.
  4. Para la salsa, en una sartén, prepara un roux con el aceite de oliva y la harina, remueve hasta que se mezcle, y cocina unos 2 minutos. Con ello lograrás que la harina se cocine eliminando el sabor a harina cruda.  Luego añade la leche (que tendremos en un cazo ya caliente, este es  el truco para que no queden grumos), bátelo bien con la ayuda de unas varillas, y a fuego medio y sin parar de remover, cocina la bechamel durante unos 5 minutos. Añade ahora el Blenuten Neutro, con la sal, la pimienta y la nuez moscada.  Remueve bien hasta lograr una crema fina. Si te han quedado grumos, no te preocupes, puedes pasarlo por la batidora y ¡listo!
  5. Cubre los huevos con la salsa, añade el queso rallado y calienta en el horno con el grill, gratinando los huevos hasta que queden dorados.
Truco culinario

Para añadir más nutrientes a la preparación, puedes poner en la base de la fuente de horno una salsa de tomate casera. Se trata de sofreír un poco de cebolla finamente picada con aceite de oliva, y pulpa de tomate (sin piel, ni pepitas) con una hoja de laurel, un poquito de sal y un poquito de azúcar para neutralizar el sabor ácido del tomate. Lo cocinas unos 10 minutos a fuego medio y ¡salsa lista! Si preparas de más, puedes congelarla en un tarro o en una cubitera, así luego puedes sacar las raciones que necesites.

Productos Ordesa para esta receta

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto