Durante estas fiestas es muy recomendable buscar juegos y actividades que fomenten el espíritu navideño y valores como la solidaridad, la amistad, la familia… a la vez que entretienen a los niños para que estas vacaciones no se hagan aburridas.

La Navidad es una época muy especial y, probablemente, las vacaciones favoritas de los pequeños de la casa. La ilusión de los regalos, las celebraciones, las emociones de estos días son perfectas para fomentar las relaciones familiares y la comunicación, así como para pasar más tiempo juntos haciendo actividades diferentes que normalmente no se pueden hacer.

Si tienes suerte y puedes tener vacaciones, aprovecha de estos días sin trabajo ni colegio para realizar con tus hijos las siguientes actividades y juegos:

  • Diseñar las felicitaciones navideñas: Podéis hacer vuestros propios Christmas para felicitar las fiestas a vuestros familiares y amigos. Con una cartulina, recortadla dándole la forma que querías (cuadrada, con forma de árbol de Navidad, etc.) y decorarla con pinturas, purpurina o recortables.
  • Hacer vuestros propios objetos de decoración: Adornos con cartulina para el árbol con formas navideñas, decorar las ventanas con nieve artificial, hacer una gran estrella navideña para colgar en la puerta de casa… Son muchas las posibilidades para decorar vuestra casa con vuestros propios adornos. Pasaréis un buen rato haciéndolos y colgándolos.
  • Obras de teatro: Podéis preparar y representar una obra de teatro con temática navideña. Es mejor si os inventáis vuestra propia historia, aunque también podéis adaptar una ya existente. Es un entretenimiento que os valdrá para muchos ratos de ocio ya que tendréis que pensar en la obra, ensayarla, preparar el atrezzo y, finalmente representarla delante de otros familiares o amigos. El teatro normalmente les encanta a todos los niños, veréis qué bien se lo pasan.
  • Concursos de villancicos: Podéis meter en un bol o caja papeletas con nombres de los villancicos más conocidos. Cada miembro de la familia sacará una y tendrá que cantar el villancico que le haya tocado. Luego, dais puntos a cada actuación y que el que más puntos obtenga, ¡gana!
  • A cocinar en familia: Son muchas las celebraciones para las que hay que preparar comida, merienda o cerna. Podéis pedir la colaboración de vuestros hijos y así, además de ayudar en las tareas de casa, pasarán un buen rato ayudándoos a decorar la mesa, a preparar los entrantes o a colocar el turrón en las bandejas. Buscad actividades adecuadas a su edad y que no resulten peligrosas.
  • Preparar el calendario del Año Nuevo: En vez de colgar en la pared el típico calendario que regalan diferentes organismos, podéis hacer vuestro propio calendario con una foto familiar o dibujo para cada mes del año. Además, podéis marcar en él los cumpleaños o fechas importantes para la familia.