Que los pequeños de la casa coman de todo parece misión imposible. Ampliar sus preferencias (pasta, arroz, hamburguesas, patatas...) y superar sus aversiones (verduras, frutas…) son los grandes retos diarios de los padres. ¿Cómo conseguimos que prueben nuevos alimentos? ¿Cuál es la mejor forma de inculcarles hábitos alimentarios saludables? Toma nota.

El olor, el sabor, la textura... ¡quién sabe por qué tu hijo odia una determinada comida! De manera innata suele rechazar aquel alimento que no conoce. A tu favor tienes que es un ser curioso por naturaleza y que más tarde o más temprano acabará probándolo (ofréceselo más adelante).

Hay niños que cogen manía a determinados alimentos; por ejemplo, a los 2 años suele ser normal que no quieran verdura. Tranquila, porque es transitorio. Lo más importante es descartar que se trate de alguna alergia o intolerancia. Y recuerda que si algo le da asco, no debes obligarle a comerlo; prueba a camuflarlo o a sustituirlo por otro alimento del mismo grupo (no obstante, ha de tener claro que eres tú quien elige el menú). Si aún así tu hijo es un poco maniático, prueba a seguir estos consejos:

• Haz que participe en la preparación de los platos. Elige uno sencillo y deja que se familiarice con sus ingredientes, texturas y sabores. Colaborar a poner y quitar la mesa también le puede parecer divertido. • Predica con el ejemplo: no puedes pretender que tu hijo coma de todo si tú no lo haces. • Sé original. Si el plato le resulta atractivo, se animará a probarlo. Mezcla colores, forma figuras con los ingredientes… No se lo llenes demasiado y recuerda que sus gustos son más sencillos que los tuyos. Utiliza una vajilla y unos cubiertos que llamen su atención y así se concentrará más a la hora de comer. • No utilices la comida como recompensa ni como represalia. Si un día no quiere comer, no lo obligues. • Ofrécele menús sanos y nutritivos, cuanto más caseros mejor. Espacia unas dos horas entre la comida y la merienda y evita el picoteo. Intenta acostumbrarlo a tentempiés sanos.

Y como una de las cosas más importantes para que de mayor tenga una dieta variada y equilibrada es que desde pequeño pruebe y acepte una gran diversidad de sabores y texturas, aprovecha desde la etapa de las papillas de cereales para familiarizarlo con nuevos alimentos. Para conseguirlo, nuestras papillas Blevit plus Duplo te pueden ser de utilidad.