Se trata de una prueba rutinaria que se realiza durante el segundo trimestre de embarazo para detectar si la embarazdapresenta diabetes gestacional. Es importante realizar esta prueba a todas las gestanates ya que de no tratarse correctamente pueden aparecer serias

¿En qué consiste?

Es una prueba que se realiza en torno a la semana 24 de embarazo. Para realizarse correctamebte, la mujer debe ir en ayunas y mediante una extracción de sangre se mira la concentración de glucosa. Después, se le administra una solución de 50 gramos de glucosa y, una hora más tarde, se vuelve hacer una segunda extracción de sangre para volver a valorar los niveles de glucosa tras haber ingerido esa solución.

Los resultados suelen tardar una semana y se comentan durante la visita con el ginecólogo. Si la concentración de glucosa es <140 mg/dl, está dentro del rango de normalidad y no hay diabetes gestacional. Si son más elevados, se debe realizar una segunda prueba en la que se administrarán 100 g de glucosa a la embarazada y se harán diversas extracciones durante 3 horas para ver cómo maneja el organismo la carga extra de glucosa.

Los valores sanguíneos anormales para una prueba de tolerancia a la glucosa oral de 100 gramos en 3 horas son los siguientes:

En ayunas: mayor a 95 mg/dl

1 hora: mayor a 180 mg/dl

2 horas: mayor a 155 mg/dl

3 horas: mayor a 140 mg/dl

Si se confirma que la mujer padece diabetes gestacional deberá acudir al endocrino quien le recomendará una dieta especial para controlar los niveles de glucosa en sangre y evitar los posibles riesgos que pueden surgir de una diabetes no controlada, complicaciones en el parto, propensión a la diabetes en el niño al crecer y en la madre tras el parto, etc.

No es una prueba peligrosa ni supone ningún riesgo para la madre ni para el feto, aunque el sabor intenso de la solución de glucosa que se ingiere en ocasiones puede provocar náuseas, malestar general en la mujer embarazada.