Afrontar el primer viaje en avión con un niño pequeño es fuente de estrés y preocupaciones de los padres. ¿Llorará todo el viaje? ¿Gritará y pataleará? Aquí van algunos consejos para viajar sin miedo en avión con tus hijos.

Los niños y los aviones no es una combinación muy deseada por las personas que viajan en avión. Y los padres a menudo posponen la decisión de viajar a algún destino por miedo al propio viaje con pequeños. Pero lo cierto es que no tienes por qué. 

Vamos a ver algunos consejos para afrontar los primeros vuelos con tu pequeño:

-    La organización es clave. Deja todo listo para el vuelo de una manera ordenada y accesible para estresarte menos.

-    Lleva suficiente comida y juguetes o juegos contigo. La gran mayoría de veces que los niños empiezan a gritar o llorar es por hambre o aburrimiento. Los cuadernos de dibujo son ideales en estas ocasiones.

-    Anímale a descansar durante el vuelo. Ya sea con su mantita favorita o su peluche de dormir, ayúdale a dormir. El vuelo será más fácil para ti y a la llegada al destino tu hijo estará lleno de energía para explorar contigo.

-    Habla con tu hijo sobre qué debe esperar, cómo vuelan los aviones, las colas que hay que hacer y por qué… Lo más probable es que tu hijo esté fascinado por todo así que incentiva su curiosidad.

-    No pospongas un viaje por miedo a volar con tu hijo. Enséñale desde una edad temprana la experiencia de viajar y no limites vuestras experiencias familiares por el miedo. Tanto tú como tu hijo iréis aprendiendo sobre la marcha.

-    Si muestra miedo, muéstrale seguridad. Dale la mano, cuéntale chistes o historias, dile que mire qué tranquilo va todo el mundo…Puedes incluso ponerle la tarde previa al vuelo una película en la que los protagonistas vuelen en avión y decirle que vosotros vais a hacer como en la película.

-    Si tu bebé es pequeño, no te preocupes. Pasará la mayoría del vuelo durmiendo y cuando llore no tendrás más que consolarle, cambiarle o darle comida, como siempre. 

-    Pide ayuda a los asistentes de vuelo. Explícales que es la primera vez que viajas con tu hijo. Ellos viven experiencias así a diario, seguro que tienen buenos consejos para ti.

-    Pasea a tu hijo por el pasillo del avión para que lo vea, estire las piernas…