Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reactivar la vida sexual tras el parto

Reactivar la vida sexual tras el parto

Tras la experiencia del parto y el cambio de vida que supone haber tenido un hijo, es muy probable que el sexo con tu pareja haya bajado en el orden de tus prioridades. Queremos hablarte de cuándo estarás preparada para ello, de por qué es posible -y normal- que ya no te apetezca tanto como antes, y darte algunos consejos para reactivar tu vida sexual tras el parto.

 

¿Cuándo puedo comenzar a tener relaciones?

Lo más aconsejable es esperar a tener relaciones sexuales completas entre 4 y 6 semanas, una vez terminado el puerperio, que es cuando ya se han expulsado los loquios, se ha cerrado el cuello del útero y el canal de parto está más recuperado. Si ha habido episiotomía o desgarros durante el parto, es conveniente esperar a que estén cicatrizados.

En cualquier caso, eres tú la que conoces tu cuerpo y sólo tú sabrás cuando es el momento más adecuado para que el sexo vuelva a formar parte de vuestra relación.

Pareja con bebé en la cama

 

No tengo ganas… ¿qué me está pasando?

El nacimiento de un hijo cambia a la pareja y te cambia a ti como mujer. Tu cuerpo ha sufrido numerosos cambios y transformaciones, variaciones a nivel hormonal y un parto, ya sea vaginal o cesárea, que a nivel físico puede hacer que los primeros meses las relaciones sexuales sean más complicadas.

Estas son las principales causas por las que puede que no te apetezca tener relaciones en los primeros meses tras el parto:

Durante la lactancia se produce un aumento de la prolactina y una bajada de los estrógenos, provocando un descenso de la libido y de la lubricación vaginal. Con la vuelta de la menstruación los niveles se van regulando. 

Aunque la episiotomía y los desgarros hayan cicatrizado, es posible que notes toda la zona perineal mucho más sensible y que sientas algunas molestias al intentar tener relaciones completas. Esperar un tiempo más para que la zona se calme y se desinflame totalmente ayudará a que esas molestias vayan desapareciendo y tú te sientas cada vez más cómoda.

Tras 9 meses de embarazo, el cuerpo no es el que era y puede que necesites un tiempo para verte mejor y reconocerte ante el espejo. La autoestima y cómo te ves a ti misma influye sin duda en la relación con la pareja, también a nivel sexual.

Si el parto ha sido algo traumático, es posible que sientas un bloqueo puntual y necesites un tiempo para aceptarlo y asumirlo antes de reanudar las relaciones.

Volver a casa con un recién nacido ha cambiado tu vida y la de toda la familia por completo. El bebé requiere atención las 24 horas del día, el cansancio, la falta de sueño y de tiempo en pareja también hacen meya en las relaciones.

 

Anticoncepción tras el parto

Existe la falsa creencia de que no es posible quedarse embarazada en el puerperio, pero lo cierto es que puede suceder y no es nada recomendable para la salud de la madre, ya que el cuerpo tras el embarazo necesita un tiempo de recuperación. Teniendo esto en cuenta, es importante usar algún método anticonceptivo en el momento en el que se retomen las relaciones sexuales tras el parto. Antes de usar cualquiera de estos métodos, te aconsejamos consultar con tu ginecólogo, ya que es el especialista que mejor sabrá orientarte en tu caso particular.

Estas son las opciones más recomendadas,

  • Preservativo. Es el más cómodo y fácil de usar, no afecta a la lactancia y no tiene contraindicaciones.
  • Píldora. Dependiendo de si haces o no lactancia materna, tu ginecólogo te recomendará la más adecuada. Cuando hay lactancia materna, se receta una a base de progesterona únicamente, ya que la que contiene estrógenos podría llegar a la leche materna.
  • DIU o diafragma. Para poder usarlos has de esperar a que el útero haya vuelto a su tamaño habitual. Se pueden utilizar también con la lactancia.

Pareja en la cama

 

Algunos consejos para reactivar tu vida sexual

Teniendo claro que tu recuperación física y emocional es clave para la reactivación de la vida sexual en la pareja, también puedes hacer ciertas cosas que te ayudarán a conseguirlo:

  • La comunicación es básica. Si te apetece o no te apetece, si te duele, o sientes molestias, sea lo que sea, debes tener la confianza con tu pareja para explicarle cómo te sientes y lo que te ocurre. Sólo hablando entre vosotros podréis comprender las necesidades del otro.
  • Fortalecer el suelo pélvico. Cuando tu médico te lo permita, puedes comenzar a realizar ejercicios para recuperarlo y fortalecerlo.
  • Lubricantes. Como ya hemos comentado anteriormente, tras el parto, y sobre todo si haces lactancia materna, la lubricación vaginal disminuye. Si lo crees oportuno, puedes utilizar lubricantes que faciliten las relaciones sexuales completas.

Como comentábamos, tú serás la que mejor sabrá cuando te encontrarás bien físicamente y con ganas para mantener relaciones sexuales después del parto. Recuerda que todos estos cambios son pasajeros, y que poco a poco todo volverá a la normalidad, aunque, eso sí, ahora tendréis menos tiempo.

 

 

Fuentes:

Dexeus Mujer:

 https://www.dexeus.com/blog/sexualidad-y-pareja/relaciones-sexuales-tras-el-parto-como-y-cuando-volver-a-empezar/

El Parto es nuestro:

https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/posparto/la-vida-sexual-tras-el-parto

Alba Lactancia:

https://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-7-lactancia-familia-y-sociedad/lactancia-materna-y-sexualidad/

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto