Los seres humanos nacen con muy pocas capacidades motrices, durante sus primeros meses apenas si pueden moverse. Sin embargo, aunque no te des cuenta, día a día se van desarrollando y van adquiriendo nuevas habilidades. Te contamos cuáles son sus hitos motrices en sus tres primeros meses de vida.

0 a 1 mes

- Sus brazos y piernas siguen flexionadas, pero menos que cuando nació.

-Tumbado boca abajo puede levantar la cabeza unos segundos.

- Gira la cabeza hacia donde oye voces.

- Sus manos casi siempre están cerradas, pero si las abre y pones el dedo, la cierra sobre él ya que nace con el reflejo de agarrar.

1 a 2 meses

- Mueve los ojos y la cabeza para acompañar el movimiento de algo o alguien.

- Boca abajo, mantiene su cabeza firmemente levantada.

- Puede agarrar objetos como un sonajero o un aro.

2 a 3 meses

- Mantiene su cabeza erguida estando de pie o sentado.

- Mejora su capacidad de agarrar objetos.

- Descubre sus manos: se puede pasar mucho rato mirándolas y abriéndolas.

- Reconoce a sus padres y muestra su alegría al verlos pataleando y moviendo los brazos.

- Su espalda permanece más recta si le sientas en tus piernas.

- Agarra de la ropa o del pelo a las personas que le cogen en brazos.

¡Recuerda! Estos hitos de desarrollo son orientativos, hay que tener en cuenta que cada bebé tiene su propio ritmo y que no implica ningún problema el que alcance después alguno de ellos. Será el pediatra quien valore su desarrollo en las revisiones periódicas.

 

Fuente: Carmen Torcal, especialista en psicomotricidad. Escuela Internacional de Psicomotricidad, www.psicomotricidad.com