Los ronquidos no van asociados solamente a hombres mayores y con sobrepeso, sino que también muchos niños, sobre todo entre los 2 y los 8 años, emiten este ruido al dormir que puede no ir asociado a ninguna dolencia o ser un síntoma de una apnea del sueño.

El ronquido es un ruido respiratorio fuerte que se produce durante el sueño por la vibración de la parte posterior del paladar. Casi todo el mundo puede roncar o emitir este ruido en algún momento de su vida, sobre todo cuando tenemos congestión nasal, dormimos en determinadas posturas o, en el caso de los bebés, a causa del chupete.

Sin embargo, otros niños lo hacen todas las noches, lo cual puede estar asociado a diversas enfermedades:

- Tamaño demasiado grande de los cornetes nasales

- Obesidad

- Asma

- Alergias crónicas

- Sinusitis crónica

- Vegetaciones

- Apnea Obstructiva del Sueño

Según los estudios, 4 de cada 100 niños de entre 2 y 8 años ronca de manera continuada. El ronquido de los niños no suele ser tan fuerte como el de los adultos pero, si tu hijo es uno de ellos, deberás consultar con el pediatra para averiguar la causa y buscar el tratamiento adecuado.

Es importante que se trate cuanto antes ya que los ronquidos frecuentes indican una alteración del sueño que puede causar que el niño no descanse correctamente y se encuentre durante el día irritado, fatigado, con dolor de cabeza, rinda peor en el colegio, etc. ya que los ronquidos pueden producir microdespertares que impiden un sueño relajante.

En cualquier caso, recuerda que el ronquido puede no ser patológico, por eso debe ser el pediatra el que examine cada caso y decida si es necesario hacer algo o no.