Después de dar a luz te harán varias revisiones en el hospital antes de darte el alta para comprobar que todo evoluciona favorablemente. También deberás ir una o dos veces después, según te hayan hecho cesárea o no, para comprobar tu estado general tras la cuarentena.

 

Chequeos en el hospital


Antes de darte el alta te harán varios controles diarios en los que comprobarán tu temperatura corporal para descartar fiebre, tu tensión arterial y si tu matriz se va reduciendo correctamente.


Además, es probable que antes de darte el alta te hagan un análisis de sangre, sobre todo si perdiste mucha sangre durante el parto o si te hicieron una cesárea.


Si tienes puntos, también les echarán un ojo que vayan cicatrizando correctamente y no haya riesgo de infección.


Cualquier síntoma extraño que notes en estos días, dolores fuertes abdominales o de cabeza, loquios (secreción vaginal normal durante el puerperio) demasiado intensos, etc., les servirán para comprobar si todo evoluciona favorablemente o no antes de dejarte ir a casa. 


Revisiones tras el alta


Si te han hecho una cesárea, es probable que te den cita para 10 días después para comprobar que los puntos de la cesárea (aunque son casi todos internos) van bien y que no hay signos de infección o de otro problema. Se examina la recuperación del útero.
Si tienes cualquier duda, aprovecha esta visita para consultarla con tu el ginecólogo o matrona.


Después, se hace una segunda revisión (o primera en el caso de los partos vaginales), a los 40 días, cuando ha terminado el puerperio o cuarentena. 


En este chequeo te tomarán la tensión, te harán análisis de sangre, te palparán el abdomen y es posible que te hagan una ecografía o exploración genital para observar que todo ha vuelto a su normalidad. 


Habrá algunos valores hormonales o de la sangre que aún estén alterados ya que ha pasado poco tiempo desde el parto, pero deberán estar dentro de unos límites para que no impliquen ningún problema.


También es posible que te hagan una serie de preguntas para ver si todo va bien a nivel anímico y comprobar que no hayan surgido trastornos como la depresión posparto.