Seguro que has oído más de una vez, al ir a hacerte una radiografía, cómo el radiólogo te preguntaba si estabas embarazada o había sospecha de que pudieras estarlo, lo cual significa que hay que tener cuidado con este tipo de prueba en la gestación pero, ¿se pueden hacer radiografías? ¿Cuáles son los peligros?

Efectivamente, las radiografías o rayos X pueden ser peligrosas en el embarazo, sobre todo en las primeras semanas de embarazo, cuando se están formando todos los órganos del bebé. Algunos de los daños asociados a los rayos X en estas semanas son alteraciones visuales, retraso del crecimiento, retardo mental y algunos tipos de leucemia.

No obstante, para que afecten al embrión o feto la dosis de radiación debe ser muy muy elevada, de 10 rads. Pero una radiografía normal de tórax, por ejemplo, expone a la persona radiada a 0,006 rads, por lo que tendrían que hacerte unas 166 radiografías para que realmente hubiera un riesgo para tu bebé.

Eso significa que es posible hacerse radiografías en el embarazo si son realmente necesarias sin que le pase nada al feto, pero debes explicarle al radiólogo antes de la prueba que estás embarazada y de cuántas semanas para que te protejan el vientre con un delantal de plomo que evite que las radiaciones lleguen al bebé.

Asimismo, siempre que se pueda, evitarán hacerte radiografías entre la semana 10 y la 17 ya que es el periodo de la gestación en que el feto es más sensible a los posibles daños de una radiografía.

En cuanto a los TAC (tomografía computarizada), emiten el doble de radiación que los rayos X, con lo que su uso debe ser mucho más restringido aún. Se realizan solo si la vida de la madre corre peligro y hay que tomar las mismas precauciones que al hacer una radiografía.

Por lo tanto, si tu médico decide hacerte una radiografía por cualquier causa (rotura de huesos, problemas dentales…), no te preocupes ya que protegerán al bebé y no le pasará nada.

 

 

Fuente: “Información y recomendaciones para embarazadas embarazo, parto, posparto y lactancia”, Servicio de Obstetricia y Ginecología, Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid). Noviembre de 2010.