Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué son los syndets?

¿Qué son los syndets?

Nuestra piel es un órgano que cumple múltiples funciones como barrera de protección. Su integridad es esencial para nuestra salud.

El aseo debe realizarse diariamente para evitar la acumulación de suciedad, sebo, sudor, descamación, bacterias, residuos ambientales y cosméticos de la superficie cutánea.

El jabón es el elemento limpiador más antiguo aparte del agua y su historia empieza hace más o menos 5 000 años. Inicialmente estaba hecho de aceites vegetales y potasa.

Los jabones son sales de sustancias altamente alcalinas como hidróxido de sodio o hidróxido de potasio, y ácidos débiles como ácidos grasos saturados, no saturados o hidroxilados.  Tanto los adultos como los niños los usan de promedio 7 u 8 veces al día.

El uso de estos jabones puede dañar la película hidrolipídica y resecar la superficie de la piel al extraer lípidos, produciendo picor y dermatitis. Estos efectos serán más dañinos si la temperatura del agua empleada es muy elevada.

En los últimos años, se han desarrollado nuevos productos de limpieza como sustitutos del jabón tradicional, conocidos como syndets (synthetic detergent). Técnicamente son la unión de distintos detergentes llamados tensioactivos o surfactantes. Estos detergentes tienen afinidad por las grasas y repelen el agua. Se definen como “jabones sin jabón”. El efecto limpiador se debe a la emulsión que hacen con la suciedad y que es eliminada con el agua.

En el comercio los syndets se encuentran en forma de pastillas, geles, lociónes, etc. Hoy por hoy la mayoría de productos de limpieza cutánea que encontramos en el mercado son syndets. Son suaves y respetuosos con pieles sensibles y delicadas. Están recomendados para la piel de bebé.

Pero además de limpiar la piel no olvide hidratarla todos los días, y dedicar un poco de tiempo a su cuidado.

 

Fuente: Dra. Marta Esther Vázquez Fernández, pediatra en Centro de salud Arturo Eyries, Valladolid.

 

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto