Los bebés menores de 2 años tienen la mala costumbre de llevarse todo a la boca, lo que puede hacer que, en muchas ocasiones, descubras que se ha comido un trozo de papel. ¿Qué se debe hacer en estos casos?

Podría decirse que todos los niños se han comido alguna vez un trozo de papel, ya sea más grande o más pequeño, solo una vez o a menudo… y es que no se sabe muy bien por qué, pero los bebés sienten una fascinación especial por comer y masticar trozos de papel y cartón… por muy desagradable que eso nos parezca a los adultos.

Y es que los bebés pasan por una fase oral que dura, aproximadamente, de los 6 a los 18 meses, en la que se meten a la boca todo lo que pillan para explorarlo. Tienen una gran curiosidad por descubrir el mundo, y como su movilidad al principio es muy limitada, recurren al sentido del gusto para saber más sobre todos aquellos objetos que llegan a sus manos. Por eso hay que tener mucho cuidado en estos meses ya que pueden meterse algo pequeño o duro que les provoque un atragantamiento.

Y el papel o el cartón de una caja resulta muy sencillo de morder, chupar e incluso tragar ya que se deshace fácilmente en la boca, por eso tienen una tendencia tan grande a tragarse pequeños trozos de estos materiales.

 

¿Qué hacer si se ha tragado un trozo de papel?

1- Averigua si el trozo era muy grande o no ya que si es pequeño y se lo ha tragado sin problemas, no debes preocuparte. Seguirá su camino normal en el proceso de la digestión y lo expulsará en sus heces cuando sea el momento.

2- Si todavía lo tiene en la boca, sácaselo con cuidado, sin hacerle daño con las uñas.

3- Si era un trozo muy grande y se le ha quedado en la garganta y se está atragantando, lo primero que debes hacer es intentar sacárselo con las manos si todavía llegas. Si no, ponlo boca abajo o con la cabeza más baja que el resto del cuerpo, y con una mano que pase por debajo de la axila sujetándole el pecho. Con la otra mano dale hasta cinco golpes entre los omoplatos, observando si después de cada uno de los golpes el niño expulsa el cuerpo extraño.

No obstante, el papel se deshace fácil y rápidamente en la boca, con lo que es raro que se atragante. Lo normal es que lo trague y que lo haga más de una vez a lo largo de estos meses.

 

 

Fuente:

- Guía práctica para padres, Desde el nacimiento hasta los 3 años, Asociación Española de Pediatría. http://enfamilia.aeped.es/sites/enfamilia.aeped.es/files/guia_practica_padres_aep_1.pdf