Entre los 10 y los 13 años, coincidiendo con el inicio de la pubertad, los niños y niñas pasan por el llamado “estirón puberal”, que hace que su talla aumente entre 23 y 30 centímetros en un periodo corto de tiempo.

El crecimiento de los niños empieza cuando el óvulo es fecundado y continua hasta que los huesos terminan de madurar y se completa el desarrollo sexual (en torno a los 19-20 años). En estos años, los niños van creciendo hasta llegar a su talla definitiva, que depende de factores genéticos y ambientales (como la alimentación).

Pero este crecimiento no es regular y constante. Así, hay épocas en las que el crecimiento es más lento (se crecen menos centímetros al año) y otros que se caracterizan por uno muy rápido. Uno de estos se produce desde el nacimiento hasta los dos o tres años (cuando el crecimiento se vuelve más lento); el otro, el que se produce en el periodo de pubertad, comúnmente conocido como “el estirón”.

¿Por qué se produce?

Durante la pubertad aumenta el volumen de hormonas sexuales (los andrógenos son las “hormonas masculinas” y los estrógenos son las “hormonas femeninas”). Uno de los múltiples efectos del aumento de estas hormonas es que aumente la emisión de hormona del crecimiento y que todo esto estimule el crecimiento de los cartílagos de crecimiento de los huesos.

¿El resultado? Un crecimiento de 25-30 centímetros y 8-9 kilos en los chicos y 23-27 cm y 7-8 kg en el de las chicas, entre otros cambios físicos y orgánicos, desde el inicio de la pubertad hasta los 17-21 años.

¿Cuándo se produce?

En las niñas, el estirón suele empezar al mismo tiempo que la pubertad, entre los 10 y los 11 años, un par de años antes de su primera menstruación. En el caso de los niños, en cambio, el estirón no suele coincidir con el inicio de la pubertad (que se da en torno a los 12 años), sino que este crecimiento acelerado se suele dar un año después del inicio de la pubertad. Así, las niñas suelen ser unos 2 años más precoces en el estirón que los niños.

Además, al igual que a lo largo de la infancia no se produce un crecimiento de manera constante, tampoco el momento del estirón se produce de manera equilibrada. Así, es común que se crezcan más centímetros en los meses de primavera y verano, o que en las fases iniciales el crecimiento sea mayor en las extremidades, aunque más tarde se equilibra.

 

Fuentes:

AEPED. Crecimiento durante la pubertad y la adolescencia http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/crecimiento-durante-pubertad-adolescencia

AEPED. El crecimiento en los niños. http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/crecimiento-normal