Los purés de verduras son fáciles de preparar y de comer. Permiten mezclar diferentes ingredientes y poco a poco introducir alimentos y sabores nuevos. Resultan más apetecibles para los niños cuando llevan verduras dulces como zanahoria, cebolla, guisantes… y también si añades un poco de leche o algún quesito, es este caso la textura queda más cremosa.

Son de preparación rápida, solo hay que poner las verduras, con o sin patata, a hervir durante 20 minutos, triturar y ¡listos! Y todavía se puede acortar más el tiempo de cocción si usas una olla exprés. En todos los casos puedes añadir un chorrito de aceite de oliva crudo al triturar las verduras.

Para los niños con poca hambre el puré tiene la ventaja que se comen más cantidad de verdura de la que se tomarían en un plato sin triturar. Y para todos, los purés serán más divertidos si jugamos con los colores o con nombres que les hagan reír.

Puré naranja:

Con cebolla, calabaza y zanahoria, tres verduras de sabor dulce que seguro les encanta. Como la calabaza tiene una textura más densa no es necesario añadir patata. Este puré es rico en provitamina A, también conocidos como carotenoides, esencial para la visión y para mantener la piel y las mucosas sanas. Dale un toque refrescante rallando un poco de piel de naranja o mandarina por encima.

Puré blanco o de nieve:

Este se consigue con patata y puerro (sólo la parte blanca). Queda muy bueno al poner mitad agua y mitad leche, que puede ser de continuación o de vaca según la edad. Es una buena opción también en verano para comer tibio o fresquito, como la crema Vichyssoise.

Puré rosa o de flores:

Solo hay una verdura que lo tiñe todo de color granate nada más tocarla, la remolacha. Así que con una pequeña o media si es grande, tienes suficiente. Preparar el puré con cebolla, zanahoria y remolacha (la patata es opcional) y adornarlo ya en el plato con unos cuadraditos de pan frito o tostado.

Puré verde o de loro o de cocodrilo…:

Con acelgas, patata y nabo. Una vez cocidas las verduras, añadir una porción de quesito por persona y triturarlo bien. Es un puré con mucha fibra, será ideal para cuando hay tendencia al estreñimiento y a evitar en caso de diarrea.

Como podéis leer en otro artículo de nuestro mismo blog, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda retrasar las acelgas, espinacas y remolacha hasta el año de edad.

 

 

Sra. Anna Paré Vidal
Farmacéutica y dietista nutricionista
Formación y asesoramiento en alimentación, nutrición y complementos alimenticios
www.nutresasut.com