Durante estos meses hay que tener cuidado con los productos cosméticos que se usan y con algunas actividades ya que pueden ser perjudiciales para el bebé o afectar a la piel de la mamá, más sensible en estos meses. Depilarse es posible, pero hay que elegir adecuadamente la técnica.

Existen muchos métodos para depilarse: cera fría o caliente, cuchillas, máquinas depilatorias, láser o fotodepilación. Algunos son más aconsejables que otros en el embarazo. Te contamos cuáles puedes usar y cuáles no:

- Cera: Durante estos meses es mejor que uses cera fría o tibia ya que la cera caliente, aunque no es dañina para el feto ni para el desarrollo del embarazo, puede acentuar las varices propias de estos meses, sobre todo si tienes mala circulación.

Por eso, se recomienda usar cera fría o tibia ya que no están calientes. Además, en estos meses suele haber menos bello y más fino por los cambios hormonales, por lo que serán igual de efectivas que la caliente.

- Cuchillas: Pueden usarse sin ningún problema, no afectan ni al embarazo ni causan daños en la piel de la embarazada.

- Maquinillas de depilación: Son también seguras al 100% porque afectan solo a la capa más superficial de la piel. Lo único que son más dolorosas y, si no las usabas antes del embarazo, puede costarte acostumbrarte.

- Cremas depilatorias: No hay estudios al respecto pero se piensa que no son perjudiciales. Debes llevar precaución porque puede aparecer alguna reacción en la piel, al estar más sensible en estos meses por las hormonas. Prueba en una pequeña zona a ver si tu piel es sensible a ellas o no antes de usarla por el cuerpo.

- Fotodepilación: No afecta al feto ni a la madre pero igualmente se desaconseja en el embarazo porque no es eficaz ya que afecta solo al folículo piloso, con alteraciones en estos meses. Además, aumentar el riesgo de aparición de manchas.

- Láser: No se sabe seguro si es malo o no para el feto o la madre en estos meses, pero todos los expertos son unánimes: mejor no usarlo hasta que haya nacido el bebé. Además, podría resultar poco efectivo y mucho más doloroso por la subida hormonal de estos meses.

No obstante, aunque se desaconseja su uso, el láser no es teratogénico (no provoca malformaciones en el feto) y su alcance no es más de 4 mm a través de las capas de la piel, por lo que no es muy profundo.

 

 

 

Fuente:

- Los Consejos de tu Matrona, Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas: http://www.aesmatronas.com/descargas/consejos_de_tu_matrona.pdf