Las fresas son fruta de primavera, aparecen en los mercados con la llegada del buen tiempo. Su color rojo intenso, sabor dulce y textura carnosa, ofrecen más variedad de sabor y de color en las papillas de frutas y postres de tus hijos y así estimulas su sentido del gusto.

Las fresas aportan agua, fibra, vitaminas y minerales, y casi no contienen calorías.

Son una buena fuente de vitamina C, contienen más que las naranjas. Aportan minerales como el hierro, potasio, magnesio, calcio y folatos. De su composición destaca el ácido elágico y la vitamina C, dos grandes antioxidantes que actúan combatiendo los radicales libres y retrasando el proceso de envejecimiento. Y además, la fibra facilita el tránsito intestinal y ayuda a reducir los episodios de estreñimiento.

Cuando compres fresas búscalas frescas y maduras, el color intenso se asocia a la madurez y a su vez con un sabor más dulce. Son deliciosas al natural, pero introdúcelas trituradas junto con las demás frutas en el puré de frutas. Están riquísimas con el yogurt, a trocitos o bien trituradas, como postre o merienda. También en forma de batido, con leche y plátano, es una forma saludable que los niños coman fruta. No es necesario añadir azúcar a las fresas, igual que el resto de frutas ya contienen su propio azúcar y es bueno acostumbrarse a saborearlas tal como son.

Fresas y fresones están descritos como frutos potencialmente alérgicos, al igual que otros frutos rojos como las frambuesas y las moras, por lo que se aconseja retrasar su introducción hasta los 18 meses. Hay que tener especial cuidado y observar la tolerancia en niños con antecedentes familiares de alergia. Siempre que introducimos alimentos nuevos en la dieta del niño debemos hacerlo en pequeñas cantidades y aumentar progresivamente según la tolerancia observada.

El consumo de 5 raciones de fruta y verdura al día contribuye a que los niños tengan una alimentación equilibrada y adecuada. Ampliando la variedad conseguimos educar el paladar a nuevos sabores y facilitamos que poco a poco los niños vayan participando de la comida familiar.