Llega la recta final y las últimas pruebas para comprobar que todo va bien: análisis de sangre y orina, ecografía, exudado vaginal, monitorización… ¡Ánimo, que no falta nada!

En estas últimas semanas te repetirán algunas pruebas, como los análisis de sangre y de orina, y te harán algunas nuevas de cara al momento del parto:

Análisis de sangre: Se analizan los mismos valores que en meses anteriores. Se vuelve a comprobar los niveles de hierro, el test de Coombs, los niveles de colesterol y triglicéridos, etc.

La novedad en este trimestre es una prueba de coagulación para que el anestesista sepa cómo actuar en caso de que haya algún problema en el parto y si es posible o no administrarte la epidural.

Análisis de orina: De nuevo se buscan indicios de infecciones o de parto prematuro.

Exudado vaginal: En torno a la semana 35 te harán un frotis y cultivo vaginal para comprobar si tienes la bacteria estreptococo del grupo B, una bacteria que se encuentra habitualmente en la zona vaginal que no es dañina para la madre, pero puede ser muy peligrosa para el bebé si se contagia al salir a través del canal del parto. Si da positivo, te administrarán antibióticos el día del parto para evitar el contagio.

Ecografía del tercer trimestre: Se lleva a cabo entre la semana 32 y la 36 y en ella se comprueba el estado del bebé, de la placenta y del líquido amniótico. Mirarán el peso del tu bebé para ver si crece adecuadamente o es muy grande o muy pequeño; su posición para comprobar si es posible un parto vaginal normal; la posición y estado de la placenta por si ha envejecido prematuramente; los niveles del líquido amniótico; y la frecuencia cardiaca del pequeño.

Monitorización: Los monitores se hacen desde la semana 37 en la mayoría de clínicas privadas y a partir de la 40 en las públicas. Consiste en colocar dos sensores sobre el abdomen de la mamá. Uno de ellos detecta los latidos del feto y, el otro, las contracciones uterinas, obteniendo un resumen de los mismos que se plasma en una gráfica que, posteriormente, el médico interpretará para valorar el bienestar fetal.