La aparición de  alteraciones oculares durante la gestación son debidos a cambios hormonales. Algunas son transitorias pero otras pueden ser síntoma de enfermedades más graves, por lo que conviene conocerlas y detectarlas.

Los cambios hormonales y el aumento del volumen de sangre pueden influir en la salud visual de la mujer embarazada.

Algunos de los principales problemas que pueden surgir son:

- Síndrome del ojo seco: Provoca ojo seco, quemazón, irritación, ardor, enrojecimiento, picor, fatiga ocular, etc.

Se asocia a los cambios hormonales que provocan una disminución en la cantidad de lágrimas que produce el ojo.

Si no se trata, puede desembocar en una conjuntivitis o incluso en una queratoconjuntivitis seca.

Para tratarlo se recomienda usar lágrimas artificiales, no usar lentillas, exponerse el menor tiempo posible a pantallas y televisores, tener cuidado con la calefacción y el aire acondicionado y llevar una dieta sana y variada.

- Visión borrosa: Es habitual que aparezca en el tercer trimestre de embarazo, no antes, y puede durar incluso unas semanas después del parto.

Se debe a la retención de líquido normal en este estado, así como a la disminución de la presión intraocular, lo que altera la visión.

Intenta descansar el ojo lo más posible, no te maquilles mucho, no fuerces la vista y asegúrate de tener siempre una buena iluminación.

Además de estos problemas bastante frecuentes, las mujeres diabéticas o con problemas previos de visión deben tener más cuidado ya que tienen más posibilidades de sufrir una retinopatía, es decir, un desprendimiento de la retina, por lo que conviene que acudan al oftalmólogo durante el embarazo para que les realice controles perioddicos durante el embarazo .

Señales de alerta

Algunos problemas de visión pueden ser síntoma de enfermedades más graves, como la preeclampsia, por lo que si aparecen  se debe acudir a Urgencias:

- Si la visión borrosa te aparece de manera brusca

- Si la mala visión te impide ver

- Si padeces dolores fuertes de cabeza

- Si aparecen manchas delante de los ojos

- Si tienes la tensión muy alta