Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prepara todo un universo para tu bebé

Prepara todo un universo para tu bebé

Preparar la casa y el entorno hace que la llegada de tu bebé se convierta en algo tangible, real. Pensar en acomodarle y en procurarle todo lo que necesita te servirá para crear un entorno agradable y adecuado, para él y para toda la familia; y mucho más que eso, servirá para prepararte mentalmente y tomar conciencia de la llegada de tu hijo. Además, ¡puede resultar muy divertido! Lo ideal es disponerlo todo antes de su nacimiento, con mucha ilusión. Efectivamente, la misma expectación de su nacimiento lleva a preparar todos los pormenores con antelación, esto presenta la ventaja de que podrás concentrarte mejor en los preparativos para luego dedicarle más atención a tu hijo, sin tener que preocuparte de tantas cosas.

 

Cómo debe ser el entorno del bebé

Por supuesto, todos pensamos en una habitación y en una casa bonita para nuestro bebé. ¡No te olvides de que debe ser también práctica! Tener un bebé requiere energía y tiempo, que muy probablemente restarás al cuidado de la casa.

Comprueba por ti mismo qué sentirá el bebé, qué le llegará a través de los sentidos: ¿gateando, qué perspectiva verá?  ¿Y desde su cama? Pon atención a que la luz del sol o artificial no sea excesiva o no le llegue demasiado directa a los ojos. Escucha también qué oirá tu bebe en su habitación, ¿es un lugar tranquilo? Es preferible que su habitación sea exterior.

 

Algunos consejos

Todos los padres quieren que su bebe sea tranquilo, especialmente a la hora de dormir. El ambiente creado es importantísimo para conseguirlo. Te recomendamos algunos detalles que te ayudaran a crear una atmósfera relajante para tu hijo:

  • Paredes de color neutro y tonos claros
  • Luz pequeña, de poca intensidad para acompañar la noche
  • Es importante seleccionar bien los objetos y no llenar demasiado la habitación. Mejor pocos objetos y muebles a la pared, que dejen espacio suficiente para moverse con facilidad.
  • Los objetos que les rodean en los primeros meses de vida tienen un importante efecto sobre el bebé, así pues, es el momento de escoger artículos de calidad y bonitos, que estimulen su curiosidad y les llamen la atención (por ejemplo, un cuadro de naturaleza puede captar su atención)
  • Un lugar organizado hace que los niños sean organizados y fomenta su autonomía.
  • Idealmente la habitación del bebé debería tener 4 espacios bien diferenciados:
    • Un espacio para dormir
    • Un lugar para cambiarlos, lavarlos y vestirlos
    • Un espacio donde alimentarlos
    • Un espacio para jugar y hacer actividades.

Si su habitación no es suficientemente grande, no te preocupes, no es ningún problema, puedes utilizar el lavabo, o tu habitación o alguna otra estancia de la casa para cubrir alguna de estas funciones. No se necesita una superficie grande.

Crear su hogar es construir el ambiente en el que crecerá y se desarrollará tu hijo.

 

 

Fuente:

Marie Helène Place. 60 actividades Montessori para tu bebé: ideas para ayudarlo a ser autónomo y preparar su universo.. Editorial Timun Mas, 2018.

 

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto