¿Te has fijado que las embarazadas suspiran muy a menudo? En la respuesta al porqué se hallan tanto causas físicas como mentales.

Durante el embarazo es normal suspirar a menudo, muchas veces sin darse cuenta de que se está haciendo. Y es que los suspiros son una respuesta a las inquietudes, nervios y ansiedad que se sienten en estos meses y que hacen que las embarazadas se pasen mucho tiempo pensando en su bebé, si todo irá bien, cómo será, el parto, etc.

Pero también está causado por varios factores físicos:

  • Aumento de los niveles de progesterona. Está demostrado que el incremento de esta hormona hace suspirar más. De hecho, las mujeres que tienen que tomar progesterona extra por diversos motivos, suelen suspirar aún más.
  • Incremento del volumen de sangre. Durante la gestación el volumen de sangre de la mujer aumenta un 50% para cubrir las necesidades del feto en desarrollo, lo que hace que el corazón deba trabajar más y aumente también el volumen respirado por minuto. Esa respiración especial de estos meses puede causar esos suspiros.

Por lo tanto, los suspiros son algo habitual en la gestación y no debes preocuparte por ello ya que no afecta al crecimiento del feto ni al desarrollo de tu embarazo.

 

Fuente:

  • Lynn Huggins-Cooper (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed. Nowtilus.
  • Blott, Maggie, (2015, 2ª edición), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.