Los primeros meses tras el nacimiento del bebé pueden ser agotadores ya que el bebé se despierta a menudo por la noche para comer, hay que estar pendiente de él constantemente, cambiarle el pañal 8 o 9 veces al día, etc. Supone un cambio de vida radical que puede ser extenuante. Para no acabar agotada, te proponemos seguir estos consejos.

Las primeras semanas tras dar a luz suelen ser las más difíciles porque debéis adaptaros al bebé y él a vosotros. Al principio no sabréis bien qué le pasa cuando llora, si quiere comer o no, cómo calmarle… Y todo eso, unido a la falta de sueño, puede ser agotador y acabar con vuestra paciencia, haciendo que nos disfrutéis de esas primeras semanas con vuestro pequeño.

Para evitar esto, debéis seguir estos consejos:

1- Dormir todo lo posible. Podéis turnaros para cuidar del bebé, sobre todo ahora que el papá tiene un mes de baja, y hacer siestas diurnas aprovechando que los bebés tan pequeños suelen dormir mucho por el día y menos por la noche. Asimismo, si alguna noche te sientes agotada y necesitas dormir más horas seguidas, puedes sacarte leche, dejar un biberón preparado y que el papá haga una de las tomas nocturnas. Adaptad vuestro horario al del bebé.

2- Delega en tu pareja, amigos y familiares. Es habitual que estos primeros días la gente te pregunte si necesitas algo. No te hagas la fuerte y di que sí. Pueden ir a comprar, hacerte la comida o alguna de las tareas de la casa. Céntrate en el niño y en ti.

3- Lleva una alimentación sana y equilibrada. La vitamina C y la Vitamina E son antioxidantes y fortalecen el sistema inmunitario. Los minerales, especialmente el hierro (cuya falta puede provocar anemia), son fundamentales para tu organismo.

4- Reserva un par de horas a la semana solo para ti. Deja al bebé con su padre y sal a dar un paseo, comprar o, simplemente, sentarte a leer en un banco al sol.

5- Los masajes también son una gran idea ya que relajan la mente y los músculos, proporcionan bienestar, alivian las tensiones y ayudan a conciliar el sueño.

6- El ejercicio regular ayuda a eliminar toxinas y proporciona felicidad. Intenta salir a correr, nadar o montar en bicicleta, por ejemplo. Así, además, recuperarás antes tu figura.

7- La fitoterapia, el uso de plantas para fines terapéuticos, como por ejemplo el nerviosismo, la ansiedad, la angustia, etc. La valeriana, el lúpulo, la melisa, la flor de azahar… hay muchas que pueden ayudarte. Consulta con tu médico.

 

 

Fuente:

- Smulders, Beatrijs (2010), Posparto seguro (madre y bebé), Ed. Medici.

- Blog Elia Matrona: http://www.eliamatrona.com/cuidados-postparto/