Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué función tiene la placenta?

¿Qué función tiene la placenta?

La placenta es uno de los órganos más importantes en un embarazo ya que es la encargada de suministrar los nutrientes y el oxígeno al bebé a la vez que elimina sus desechos.

¿Qué es la placenta?

La placenta empieza a formarse en el mismo momento en el que el óvulo es fecundado. En los primeros días el blastocisto está envuelto por una capa llamada trofoblasto que se convertirá en la placenta entre la semana cuarta y la decimosexta de embarazo. En torno al tercer mes ya está bien delimitada aunque no empieza a realizar intercambios con el feto hasta el principio del cuarto mes.

Tiene forma de óvalo, es plana y uno de sus lados está adherido a la pared interna del útero y el otro al feto. Al final del embarazo medirá unos 20 cm y tendrá un espesor de entre 2 y 3 cm y un peso de medio kilo aproximadamente.

Una vez implantada en el útero no se mueve aunque puede desplazarse conforme éste crece. Puede situarse en la parte anterior o posterior del útero; arriba o abajo; en el lado derecho o en el izquierdo. Mientras no se coloque taponando el cuello del útero, lo que se conoce como placenta previa, no hay problema.

¿Para qué sirve la placenta?

Transmitir nutrientes y oxígeno al bebé: El lado materno está formado por vellosidades que se adhieren al útero y ayudan a que a través de la sangre de la madre lleguen al bebé oxígeno, nutrientes y anticuerpos.

Eliminar desechos: La placenta se encarga de echar fuera del útero los desperdicios del bebé a través del torrente sanguíneo de la madre, que los filtra y los expulsa a través de la orina. Así la placenta se mantiene limpia.

Fabricar hormonas: La placenta libera estrógeno, progesterona y hCG (hormona gonadotropina coriónica humana) desde el primer momento. Estas hormonas ayudan a que el embarazo se desarrolle correctamente.

Proteger al feto: Algunos microorganismos y sustancias, como ciertos medicamentos, no son capaces de traspasar la barrera de la placenta, protegiendo al feto de microorganismos que pueden hacerle daño. Sin embargo, hay otras muchas sustancias dañinas que sí traspasan la placenta y llegan directamente al feto, por eso se deben evitar durante la gestación, como la nicotina o el alcohol.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto