Durante la gestación, es importante no engordar más de la cuenta pero tampoco coger poco peso. Seguro que has oído que lo ideal es ganar entre 10 y 12 kilos, pero ¿se debe coger más peso si esperas gemelos? ¿Hay que comer más en este caso para que ambos bebés crezcan correctamente?

El peso en el embarazo gemelar no es el mismo que en un embarazo único ya que hay que tener en cuenta que no solo llevas dos bebés dentro, sino dos placentas y más cantidad de líquido amniótico, lo que hace que, necesariamente, ganes más peso que si solo tuvieras un bebé.

Por eso, las recomendaciones de ganar entre 10 y 12 kilos no valen para un embarazo gemelar. En este caso, lo recomendable es que ganes entre 16 y 20 kilos a lo largo de la gestación. Asimismo, lo ideal es ganar unos 11 kilos hasta la semana 24 y en esas últimas 16 semanas ganar otros 9 kilos aproximadamente.

El incremento de peso en los embarazos gemelares se da de manera distinta ya que es frecuente tener mucha más hambre en las primeras semanas (aunque esto dependerá de las náuseas y vómitos que tengas, que también suelen incrementarse con dos bebés). Por eso, muchas mamás de gemelos o mellizos engordan más en las primeras semanas, y luego se engorda de manera más gradual. No obstante, como decíamos, también es posible que las náuseas y vómitos te impidan comer al principio y apenas ganes peso.

Así, si tienes un índice de Masa Corporal normal, entre 19,8 y 26, deberás aumentar unos 700g a la semana para acabar ganando entre 16 y 20 kilos, aunque el aumento no será proporcional semana a semana.

Sin embargo, si estabas muy delgada antes de quedarte embarazada deberás coger más kilos, entre 20 y 24; y si tenías sobrepeso, es posible que con ganar unos 15 kilos sea suficiente.

 

Consejos para tu alimentación

- No debes comer por 3 ni por 4, pero sí hay que aumentar el consumo de ciertos nutrientes.

- Es esencial que sigas una dieta equilibrada para asegurar el desarrollo óptimo de los bebés.

- La ingesta de calorías debe ser mayor en un embarazo gemelar para asegurar el desarrollo de los fetos y que puedas hacer frente a tus actividades diarias. Lo recomendable es consumir unas 300 calorías más al día para llegar a un total de unas 2.800 kcal diarias, aunque esto depende del peso anterior de cada mujer y de su actividad diaria.

- También debes aumentar el aporte proteico, con unos 110 gramos de proteínas diarios si esperas gemelos y 150g si son trillizos.

- Debes beber más agua para asegurar la nutrición de ambos fetos

- Asimismo, la ingesta de ciertas vitaminas y minerales también debe incrementarse con respecto a un embarazo único, como de hierro, calcio, ácido fólico, etc.

 

 

Fuente: Dra. María de la Calle (2015), Embarazada de gemelos, Madrid, Ed. Arcopress.