Está rica, es súper nutritiva, se hace en poquísimo tiempo y suele gustar a casi todos los niños. Esa es la razón por la que todas las mamás recurren a ella. Pero no todas las pastas son adecuadas para los más pequeños de la casa y muchas de ellas les resultan poco apetecibles. Para disfrutar de este plato de la mañana a la noche, ¡toma nota de los condimentos imprescindibles para ellos! 


• Pajaritas de mar. Limpia bien medio kilo de chirlas y mejillones y hazlos al vapor. Cuece, aparte, las pajaritas y antes de que se hagan del todo, sácalas. Rehoga la pasta con tomate pelado y partido, ajo y perejil y, cuando estén al dente, añade el pescado.


• Espirales a lo Popeye. Hierve 200 gramos de pasta y reserva, sofríe 150 gramos de espinacas con ajo y pimienta y añádelo a la pasta junto a 4 palitos de cangrejo cortados en rodajas. Sírvela con queso rallado.


• Conchas con brócoli y pavo. Solo necesitas 250 gramos de pasta en forma de concha, la misma cantidad de brócoli, 2 lonchas de jamón de pavo, ajo y aceite de oliva. Cuece la pasta y el brócoli 10 minutos, rehoga este último con el pavo cortado en tiras y sirve con abundante aceite, ¡fácil, rápido y apetitoso!


Y si quieres animar estos platos con salsas infantiles, o añadírselas a otras, no lo dudes y apuesta por el tomate natural –frito con cebolla, ajo y albahaca–, la salsa con leche  –añadiendo leche deshidratada o crema de leche al tomate frito, aceite, cebolla picada y orégano– o de pimientos dulces y cebolla –sofríe un pimiento y una cebolla, pásalo por la batidora y añádelo a la pasta–.