Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué no consigo quedarme embarazada?

¿Por qué no consigo quedarme embarazada?

Si estás en proceso de búsqueda de embarazo y no te has quedado embarazada hasta el momento, entender los diferentes factores que intervienen en el proceso de la concepción te ayudará a vivirlo desde otra perspectiva.

Antes de comenzar a profundizar, queremos tranquilizarte, porque, que no hayas conseguido quedarte embarazada todavía, no significa que haya un problema. Sólo un especialista, haciéndote las pruebas necesarias, podrá darte las razones concretas y recomendarte cómo proceder, ya que conseguir un embarazo no es tan fácil como se cree, y depende de muchas circunstancias. A continuación, te hablamos de las principales para que las tengas presentes a lo largo de este camino de búsqueda:

 

¿Sabes cuáles son tus días fértiles?

No te imaginas la de parejas que tardan en conseguir un embarazo porque no han dedicado un momento a calcular los días fértiles de la mujer. La concepción sólo puede darse en unas condiciones muy específicas: cuando se ha producido la ovulación y el espermatozoide fertiliza un óvulo maduro, en un entorno preparado para que el embrión se agarre y pueda desarrollarse. Conocer con seguridad tus días fértiles y mantener relaciones esos días es esencial para que haya embarazo.

El ciclo menstrual dura 28 días, aunque se considera totalmente normal que sea de entre 21 y 35 días. Entre los días 12 y 16 del ciclo, se libera un nuevo óvulo que espera ser fecundado. Como es lógico, estos son los mejores días para concebir, pero también podrías quedarte embarazada teniendo relaciones en los días anteriores o posteriores a la ovulación, ya que el esperma permanece vivo en el interior del cuerpo de la mujer entre 48 y 72 horas, por lo que es posible que llegue antes el esperma y luego llegue el óvulo que será fecundado.

 

La edad

Las circunstancias actuales hacen que el momento de ser madre se posponga cada vez más, y la edad es un factor que se debe tener en cuenta cuando se busca un embarazo, ya que el número y calidad de los óvulos disminuye con el paso del tiempo.

Aunque sea tu caso, no te preocupes y sigue intentándolo. Cuando lleves un año buscando un embarazo sin éxito, acude al especialista para buscar las posibles causas por las que te está costando un poco más. Si tienes más de 35 años, te recomendamos que acudas tras 6 meses intentándolo.

 

Ovulación

Existen diferentes patologías que pueden provocar desequilibrios hormonales que pueden influir en la ovulación y que, si las padeces, deberás tener presente:

  • Síndrome del ovario poliquístico
  • Fallo ovárico prematuro
  • Sobrepeso o delgadez extrema
  • Endometriosis

 

Ellos también cuentan

Para lograr un embarazo se necesita un óvulo y un espermatozoide, y tan importante y esencial es uno como el otro. En ocasiones el embarazo tarda más en llegar por factores que tienen ver con el hombre de la pareja como son:

  • Poca producción de esperma
  • Recuento bajo de espermatozoides
  • Baja movilidad de los espermatozoides
  • Alteración en la morfología de los espermatozoides

 

 

El estrés no ayuda

Es probable que desde que estás inmersa en la búsqueda de embarazo, y al ver que no los has conseguido por el momento, empieces a dejarte llevar por pensamientos negativos o de preocupación. El mejor consejo que podemos darte es que te tranquilices, que te lo tomes con calma, porque concebir de manera natural no es tan sencillo como se cree, de hecho, los expertos afirman que sólo hay un 25 % de posibilidades de embarazo teniendo relaciones sexuales en los días fértiles.

Numerosos estudios demuestran que las hormonas relacionadas con el estrés a nivel cerebral interactúan con las que regulan los ciclos de ovulación, por lo que un alto nivel de estrés puede influir en la concepción.

 

Pásatelo bien

Sabemos que cuando aparece la preocupación, no siempre es fácil disfrutar del camino, pero te animamos a que te lo pases bien y a que sepas ver la parte positiva del proceso, en el que, junto a tu pareja, estáis planeando dar la bienvenida a un nuevo miembro en la familia como culminación de vuestro amor.

 

 

Fuentes:

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto