Cada vez son más los alimentos que podemos encontrar en el mercado dirigidos a bebés y niños de corta edad a los que se les han eliminado los azúcares añadidos o que contienen un bajo aporte de sal. Ante esta situación se nos plantea la duda de si esta tendencia tiene una base científica o si se trata de una moda pasajera.

La razón principal de estas modificaciones nutricionales es la educación de los sabores y la prevención de alteraciones de la salud ligadas a una dieta incorrecta en etapas posteriores.

La utilización de alimentos azucarados puede acostumbrar a los lactantes a sabores dulces desde las primeras etapas de su vida, con la consiguiente repercusión negativa que puede tener a largo plazo, tanto en la mayor probabilidad de aparición de caries dentales como en el desarrollo de sobrepeso o incluso obesidad. Por esta razón, la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica) recomienda utilizar en la alimentación complementaria alimentos sin azúcares ni sal añadidos, no sólo por la repercusión sobre la salud a corto plazo, sino también porque favorece el consumo de este tipo de compuestos en etapas posteriores.

El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría señala en sus Bases para una alimentación complementaria adecuada de los lactantes y los niños de corta edad y en su Manual práctico de Nutrición en Pediatría que desde el punto de vista nutricional, no es necesaria la adición de azúcares a los alimentos puesto que los hidratos de carbono naturalmente presentes en los alimentos ya cubren las necesidades de dicho nutriente.

Lo mismo ocurre en el caso de la sal. El acostumbramiento a sabores salados favorece la mayor adición de sal y por tanto de sodio a los platos preparados, lo cual no resulta beneficioso para aquellos individuos con tendencia a la hipertensión.

Siguiendo las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales de alimentación infantil, Laboratorios Ordesa ha lanzado al mercado su nueva gama de papillas Blevit 0% azúcares añadidos.