Esta infección del hueso mastoideo, parte del aparato auditivo, suele producirse a raíz de una infección del oído medio. Es fácilmente detectable y se trata con antibióticos.

El hueso mastoideo forma parte del aparato auditivo y lo podemos encontrar en el cráneo, justo detrás de la oreja. Es un hueso formado por un conjunto de celdillas que se encargan de drenar el oído medio. 

La mastoiditis es una infección del hueso mastoideo. En general, se produce por una infección del oído medio (otitis media) que se ha extendido al hueso mastoideo. Por lo que, en la mayoría de casos, los síntomas aparecen un par de semanas después de que se desarrollara la otitis. La zona detrás de la oreja suele inflamarse y volverse roja, como signo de la infección de la zona. Además, puede haber fiebre y una molestia local de la zona afectada.

Antes de la generalización del uso de antibióticos para el tratamiento de la otitis media, la mastoiditis era una afección relativamente común y grave en los niños. Hoy, es una enfermedad poco frecuente y que no suele presentar complicaciones mientras sea tratada.