Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los peligros de las redes sociales

Los peligros de las redes sociales

Actualmente, no es raro ver a un niño de 8 años con un Smartphone. El peligro de estos móviles con acceso a Internet, es que les da acceso a un mundo lleno de peligros si no les enseñamos a usarlo correctamente.

Las redes sociales, como todo lo relacionado con las nuevas tecnologías, tienen su lado buena y su lado peligroso, sobre todo cuando hablamos de su uso por parte de niños y adolescentes. Y es que actualmente es impensable un niño sin móvil o sin acceso a la tablet de sus padres, lo que le permite, si no hay unos controles adecuados, acceder a cualquier tipo de contenido online, incluidas las redes sociales.

Las redes sociales nacieron hace unos años con la idea de conectar a la gente de cualquier parte del mundo. Son un gran medio de comunicación e interacción a nivel global, pero también suponen un peligro ya que posibilitan el anonimato para realizar diversas acciones ilegales y peligrosas.

Los principales problemas que podemos encontrar con relación a las redes sociales y los niños son:

- Ciberacoso, es decir, acoso entre niños, normalmente compañeros de colegio, a través de las redes sociales mediante la difusión de vídeos vejatorios, insultos, humillaciones, etc.

- Chantaje por parte de adultos que se hacen pasar por chicos y piden fotografías comprometidas o datos privados para luego obtener a cambio dinero o simplemente para cometer actos de pornografía infantil.

- Adicción a las redes sociales, lo que provoca que el niño no pueda vivir sin mirar sus redes sociales ni un segundo y deje de relacionarse cara a cara con chicos de su edad, viviendo aislado.

¿Qué debemos hacer los padres?

Lo primero que hay que hacer es conocer bien las redes sociales, saber cómo funcionan, qué se puede encontrar en ellas, cómo hacerlas seguras, etc.

Lo segundo, controlar su uso y acceso, es decir, no dejarle usar el móvil durante mucho tiempo por ejemplo cuando se va a la cama y poner en el móvil o tablet controles parentales que prohíban el acceso a ciertos contenidos. Hay muchas aplicaciones que se pueden usar.

Muchas redes sociales de adultos no dejan inscribirse a niños menores de 13 años, pero esta sigue siendo una edad muy peligrosa y, además, sin un control nuestro los niños pueden mentir en su fecha de nacimiento y registrarse. Por eso, hay que saber dónde navegan nuestros hijos y lo que hacen. No es espiar, es vigilar y proteger.

Además, debes explicarle claramente qué se puede decir y qué no a través de las redes sociales. Que no comunique datos personales, ni diga dónde está, ni mucho menos si se ha quedado solo en casa. Y, por supuesto, que no comparta fotos íntimas.

Por último, existen redes sociales específicas para niños. Quizá sea mejor que empiece usando estas.

 

 

 

Fuente:
Blog EnFamilia de la AEP: http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/ninos-6-11-anos-television-internet-telefono-movil; http://enfamilia.aeped.es/noticias/guia-actuacion-contra-ciberacoso-para-padres-educadores.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto