Aunque a muchos padres pueda darles esa sensación, sobre todo en los primeros años de vida de un bebé, lo cierto es que los niños no quieren más a la madre que al padre, simplemente es su figura de apego principal y con la que, generalmente, pasan más tiempo.

El vínculo establecido entre una madre y su bebé es muy fuerte, de eso no hay duda ya que se crea desde el momento mismo de la concepción. Los nueve meses de embarazo son trascendentales en ese vínculo y eso es algo que el padre no puede vivir, pero una vez el bebé nace, éste establece un vínculo especial con su figura principal de apego, aquella que le cuida durante sus primeros meses y la que pasa más tiempo con él que es, normalmente, la madre.

Por eso los bebés tienen esa gran dependencia de su madre y acuden a ella si les pasa algo o sienten miedo. La mamá es la que mejor les calma, les duerme y con la que más a gusto están, lo que puede hacer sentir un poco celoso al padre y hacerle cree que la quiere más a ella que a él. Pero esto no tiene que ver solo con el amor. Un bebé sabe perfectamente quién es su padre desde el momento que nace, reconoce su voz y su olor y también le aporta seguridad y tranquilidad, aunque menos que la mamá. Eso no significa que la quiera más a ella, sino que la necesita de otra manera.

Sin embargo, en cuanto el bebé crece se puede notar un cambio en él. Cada vez buscará más al padre para jugar y estar con él, haciendo que poco a poco se logra un equilibrio entre ambos padres (siempre que ambos participen por igual en su cuidado y educación, claro).

Por lo tanto, si quieres que tu hijo te haga caso, te muestre cariño y demande tu presencia, lo único que tienes que hacer es pasar con él todo el tiempo posible y tiempo de calidad. Es decir, si llegas tarde del trabajo y solo tienes una hora para estar con él antes de dormir, aprovéchala bien. Pregúntale qué tal el día, cuéntale tú algo, dale la cena, juega un poco con él, dale muchos abrazos y besos y acuéstale. Haz que cada momento juntos cuente.

 

 

Fuente:

- Serrano Valenzuela, Belén (2010), Guía educativa para padres y madres, Aragón, 3oooks.