Si con el embarazo llegaron las dudas, éstas se multiplicaron en el momento del parto y la llegada del bebé. Ahora, sin embargo, no todas las preguntas son sobre el recién nacido, también surgen en lo que tiene que ver con el cuidado de la madre, su recuperación y la lactancia. Una de las dudas más generalizadas es la de si se puede realizar deporte, y con qué intensidad, durante el periodo de lactancia. A continuación, te explicamos todo lo que debes tener en cuenta si es tu caso.

 

Deporte y lactancia, claro que sí

Así es, respondemos a la gran duda y la respuesta es sí, amamantar a tu bebé y hacer ejercicio es totalmente compatible, y, de hecho, muy recomendable, pero siempre siguiendo las indicaciones de tu ginecólogo, ya que dependiendo del tipo de parto y de cómo haya ido, puede que necesites más o menos tiempo de recuperación antes de activarte de nuevo.

Mujer con ropa deportiva dando el pecho a su bebé

 

Beneficios de hacer ejercicio durante la lactancia

Estos son los grandes beneficios que puedes obtener al practicar deporte en este momento de tu vida:

  • El deporte ayuda en la pérdida de peso y de grasa acumulada durante el embarazo.
  • Favorece la flexibilidad y la fuerza de la musculatura.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y ayuda a aumentar la autoestima.
  • Favorece la función cardiovascular y calcificación de los huesos.

 

Tipo de deportes e intensidad

En cuanto al tipo de deporte que puedes practicar, una vez tengas la aprobación por parte del ginecólogo, puedes decantarte por cualquiera, incluso deportes de impacto o natación.  Eso sí, es recomendable evitar aquellos en los que podrías sufrir algún golpe o traumatismo en el pecho. Esto podría darse en deportes de contacto como el baloncesto, el fútbol o el balonmano.

En cuanto a la intensidad, como es lógico, es preferible retomarlo de manera más suave, y poco a poco ir aumentando la intensidad con el paso de las semanas y los meses.

En cada sesión, es importante calentar para ir activando la musculatura, y de manera progresiva, incrementar la energía en los ejercicios. Antes de notar sensación de fatiga, es mejor que pares y respires.

 

Adaptar la dieta a la lactancia y al deporte

Si das el pecho, y además haces ejercicio, tu cuerpo sin duda está haciendo un gran esfuerzo, y necesita que te alimentes de manera adecuada para rendir. Te damos algunos consejos sobre cómo debe ser tu alimentación:

  • Bebe mucha agua, y en general, muchos líquidos. Es importante que te mantengas muy hidratada, especialmente antes de dar el pecho al bebé y mientras realizas ejercicio.
  • Reduce al mínimo el consumo de grasas, no superando el 30% del total de calorías en forma de grasa.
  • Consume más hidratos de carbono complejos. Deben suponer entre el 50 y el 59% de calorías. Estos hidratos te aportan azúcares, fuente de energía necesaria para realizar ejercicio.

Piernas de mujer corriendo al atardecer

 

Algunas recomendaciones

Si tras tu recuperación, y estando en periodo de lactancia, te quieres poner a tope con el deporte, te damos algunos consejos y recomendaciones para tener en cuenta para que lo hagas con total seguridad y en las mejores condiciones posibles:

  • Para el bebé es indiferente si le amamantas antes o después del ejercicio, pero se aconseja dar el pecho antes de practicar deporte.
  • Usa sujetadores deportivos cómodos, preferiblemente de algodón, y que te sujeten bien el pecho, pero sin oprimirlo demasiado tampoco.

Ahora que ya sabes todo lo que debes tener en cuenta sobre la lactancia y el deporte, ha llegado el momento de ponerse las zapatillas y dedicarte ese tiempo que necesitas para cuidar tu cuerpo y tu mente.

 

 

Fuentes:

Asociación Española de Pediatría. (2015). ¿Se puede hacer deporte dando el pecho? En Familia. AEP. Recuperado de https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/se-puede-hacer-deporte-dando-pecho