Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La edad del no

La edad del no

Tu hijo, que hasta ahora era una auténtica dulzura, de repente te dice que no a todo: no a lavarse las manos, no a bañarse, no a salir de paseo…. Todo se convierte en un conflicto.

 

Dice siempre que no, ¿por qué?

A esta edad el niño toma conciencia de que es una persona con ideas e identidad propias, gustos y voluntad individuales, diferentes a las del resto de personas. Decir que no, para él significa reafirmarse. Entráis en una etapa de enfrentamiento que es un reto para ti, que requerirá llegar a un difícil equilibrio entre firmeza, compresión y paciencia. Es posible que te ponga en más de un aprieto en la calle, o en público, que ofrezca algún espectáculo que te saque los colores.

 

Cómo no morir en el intento

  • En primer lugar, y como siempre: mantén la calma.
  • Ten presente que es la primera expresión de su identidad, que esta oposición permanente es transitoria, pero que su personalidad necesita desarrollarse y reafirmarse y esta es la primera manifestación.
  • Al niño necesita saber que junto a él tiene a un adulto firme, no severo pero convencido de sus ideas y prioridades. Ten claro cuales son tus “indispensables”: aquellos temas que son innegociables. No le consultes ni preguntes qué quiere hacer sobre temas importantes para ti como la comida, el baño o el sueño. Para el resto de temas tal vez puedas ser más flexible.
  • No le agobies, ni le abochornes en público.
  • Con los más pequeños, puede funcionar cogerles de la mano y conducirlos para que hagan lo que tú quieres.
  • Siempre que puedas, háblale en positivo, evitando utilizar la palabraNo” y reforzando las ventajas que tiene para él hacer lo que dices.  Por ejemplo: también lo pasarás bien, es divertido, cuando hayas comido podrás comerte la piruleta, después del baño te sentirás fresco….
  • El humor y el juego son siempre buenos aliados para convencer a los niños.

 

¡Y recuerda: mucha, mucha paciencia con esta personalidad que justo ahora empieza a mostrarse!

 

 

Fuente:

Bacus, Anne. Preguntas al psicólogo. Salvat 2004

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

SANDRA Reyes (12 de Noviembre de 2018, 08:11:38) Responder

El articulo me ha parecido realmente muy interesante.

Club de Padres (12 de Noviembre de 2018, 10:34:29) Responder

¡Gracias Sandra! ¡Nos alegramos que te haya sido útil!

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto