Tu pequeño ha cumplido su primer año de vida. En este tiempo, muchos han sido sus avances y desarrollos y con 12 meses, ya gatea, puede que dé sus primeros pasos y balbucea sus primeras palabras. Asimismo, su dieta ha pasado de ser 100% láctea a contemplar también las frutas, verduras, carnes, pescados… casi, casi como un adulto.

Hasta los 6 meses aproximadamente, la alimentación de tu hijo fue exclusivamente leche, bien materna bien de biberón. Pero a partir de ese momento comenzó la introducción de nuevos alimentos: frutas y verduras, carnes, pescados, huevo, legumbres… Y ahora, con 1 año, su dieta es muy variada.

Con 12 meses tu hijo ya puede comer de casi todo. Sin embargo, se recomienda esperar hasta los 2 años para darle ciertos alimentos: quesos sin pasteurizar, frutos secos, fresas, mariscos, coles de Bruselas… En general, alimentos muy fuertes, condimentados o alergénicos.

Para que su alimentación sea, además, completa, debe cubrir sus necesidades nutricionales. Un niño de esta edad necesita consumir al día unas 1.300 kcal, de 25 a 30 gramos de proteínas, entre 100 y 160 gramos de hidratos de carbono y de 35 a 45 gramos de grasas. Una buena alimentación es necesaria para el desarrollo físico y psíquico del niño, además de asegurar su salud presente y futura. En estos años adquieren sus hábitos de alimentación, por lo que te recomendamos que sigas estos consejos:

  • La leche deja de ser su fuente principal de nutrientes. Si sigues dándole el pecho bastará con una o dos tomas al día. Si le das leches infantiles, entre el año y los 2 años es el momento de pasar a las leches de crecimiento. Y recuerda que puedes completar su ingesta de calcio con otros lácteos como queso, yogures, batidos…
  • Al cocinar, usa muy poca sal.
  • La fibra es muy importante en su dieta, pero un exceso de la misma puede ser perjudicial ya que, además de no digerirla correctamente, le llena y dificulta la absorción de calcio y hierro. Evita por lo tanto los cereales integrales.
  • Fomenta el consumo de frutas, verduras, legumbres… para asegurar la ingesta diaria necesaria de vitaminas y minerales.
  • Aunque le cueste comer ciertos grupos de alimentos, como verduras o pescados, no permitas que su dieta carezca de ellos. Debe comer de todo desde pequeño, así será más fácil que lo haga de mayor. Puedes probar con alimentos diferentes, cocinarlos de otra forma, enmascarar su sabor… pero debes lograr que coma de todo.
  • Las papillas y purés son más fáciles y rápidas, pero debe empezar a comer alimentos troceados para aprender a masticar y tragar.
  • Los niños suelen ser muy golosos. A esta edad ya puedes darle chocolate, pero no abuses de él ni de otros bollos o golosinas.
  • Procura que beba mucha agua y zumos naturales sin azúcar.