Los juegos son una oportunidad única de fomentar el vínculo con tu bebé a la vez que pasáis un buen rato y le ayudas a desarrollar sus capacidades. En esta ocasión os presentamos ideas para estimular sus sentidos desde bebé.

Vista

La vista es, quizá, el sentido menos desarrollado de un recién nacido. Ven en blanco y negro, borroso y apenas distinguen nada que esté más allá de 20 cm de su cara.

A partir de 0 meses

Sitúa delante de su cara a unos 20-25 cm, objetos de colores brillantes y alegres y muéveles de un lado para otro.

A medida que crece puedes ir alejando los objetos.

A partir de 6 meses

Colocaos delante de un espejo de cuerpo entero y acércale y aléjale de él. Aún no se reconocerá pero le encantará ver al bebé del espejo. Un juego ideal para mejorar su enfoque.

Oído

A partir de 0 meses

Graba sus balbuceos y todo tipo de sonidos de la naturaleza (pájaros cantando, el rumor de las hojas, la lluvia caer…) y pónselos a un nivel adecuado.

A partir de 6 meses

Rellena botellas de diferentes objetos que puedan hacer ruido al moverse, como legumbres, arena, azúcar… ciérralas bien y dáselas para que juegue. ¡Son unas estupendas maracas!

Gusto

Antes de los 6 meses no debes de darle a probar nada que no sea la leche materna, así que te proponemos varios juegos para hacer a partir de esta edad:

A partir de 6 meses

Parte en trozos pequeños diferentes frutas (manzana, pera, plátano…) y déjaselos en la bandeja de la trona para que los coja, los explore y los saboree y descubra el sabor de cada uno. Así verás qué fruta le gusta más para dársela a la hora de hacer las papillas.

A partir de 2 años

Véndale los ojos y pon delante de él varios platos con comida que le guste (natillas, queso, gelatina…). Dale a probar de cada uno de ellos y a ver si averigua qué está probando.

Tacto

A partir de 3 meses

Deja a su alcance libros blandos o peluches que tengan diferentes texturas para que sus manos se acostumbren a tocar diferentes sensaciones.

A partir de 6 meses

Coloca en el suelo una bandeja con bastante harina de maíz. Déjale solo con el pañal y ponle boca abajo con medio cuerpo dentro de la bandeja. No pasa nada si se lo traga, así que déjale tocar y experimentar con la textura.

Olfato

A partir de 0 meses

Cuando le des el masaje después del baño, no uses siempre el mismo aceite o crema hidratante. Prueba con diferentes olores y deja que el niño lo disfrute antes de vestirle.

A partir de 2 años

Tápale los ojos con un pañuelo y déjale que huela diferentes productos con olores intensos como colonia, flores, comida… y déjale que intente averiguar qué ha olido.