A la hora de introducir las primeras papillas para la alimentación de los lactantes, existe una recomendación general por parte de los expertos en alimentación infantil: para empezar, hay que escoger cereales sin gluten.

¿Pero qué es el Gluten? y ¿Por qué la mayoría de los bebés empiezan tomando papillas que no lo contengan en su composición?

El Gluten es una proteína que se encuentra en algunos cereales y es la responsable de dar elasticidad a la harina para que con ella se pueda elaborar pan y otras masas, por lo que su presencia resulta beneficiosa. Sin embargo, un porcentaje de la población (aproximadamente una de cada mil personas) no lo tolera, y esta intolerancia se conoce como enfermedad celiaca o celiaquía. Las personas celiacas deben evitar el consumo de gluten a lo largo de toda su vida.

Los cereales más habituales en nuestro medio que contienen gluten son el trigo, la cebada, la avena y el centeno, y aquellos que no lo contienen  son el arroz y el maíz.

Actualmente, los expertos en nutrición infantil, como medida preventiva a la aparición de la intolerancia al gluten, y para reducir el riesgo de presentar los síntomas de la enfermedad celiaca a edades muy tempranas, recomiendan introducir este compuesto en la alimentación de los bebés poco a poco, en cantidades crecientes, no antes de los 4 meses de edad, pero tampoco más allá de los 7 meses, y si es posible cuando todavía se mantenga la lactancia materna, ya que diversos estudios han demostrado que la lactancia al pecho protege frente al desarrollo de la celiaquía.

Para la introducción del gluten en la alimentación de los lactantes, generalmente se utilizan las variedades de composición más sencilla, que son las que contienen 5 Cereales. Una vez que se ha comprobado que el bebé tolera el gluten y el resto de compuestos que forman parte de su composición, se puede pasar a variedades de papilla que contengan mayor número de cereales, como los 8 Cereales, y posteriormente a las que añaden a los cereales otros ingredientes como la miel, los frutos secos, yogur o galletas…

Para la introducción de los cereales sin gluten y con gluten en la alimentación de los bebés, Laboratorios Ordesa cuenta con las papillas Blevit, las cuales están formadas por una extensa gama de variedades, adaptadas a las distintas edades, necesidades y gustos de cada lactante y niño de corta edad.