Los daños que se producen en la zona perianal durante el embarazo y el parto, junto con un menor tono vesical, hacen que sea muy común sufrir pérdidas de orina en las semanas siguientes al parto. Para evitarlo, se deben hacer una serie de ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico.

 

¿Por qué se produce la incontinencia tras el parto?

Después de dar a luz, la vejiga se encuentra menos sensible a la presión, lo que produce que se llene mucho más de lo que habitualmente se llena, lo que puede provocar que la orina rebose y se produzca un vaciado incompleto de la vejiga.

Además, en los días posteriores al parto el nivel circulatorio vuelve a funcionar con normalidad, lo que implica un aumento de sed, llegando a beber al día unos tres litros de agua, lo que agrava el problema.

Y, por último, los daños que se producen en la zona pélvica durante el embarazo, soportando el peso del bebé, y el parto, hacen que los músculos involucrados en la retención de orina no sean incapaces de retener su flujo, especialmente si se produce una presión sobre el abdomen al reír, levantar peso, estornudar… Lo que provoca estas molestas pérdidas de orina.

Este trastorno, que se conoce como incontinencia de esfuerzo, no es grave, pero sí supone un inconveniente social e higiénico para la mujer que lo padece, sobre todo si se vuelve muy frecuente.

Generalmente este problema tiende a desaparecer en las semanas posteriores al nacimiento, a medida que los músculos pélvicos y el esfínter uretral comienzan a tonificarse. Sin embargo, a veces persiste en el tiempo.

 

¿Se puede evitar?

Para evitar la incontinencia, o tratarla si aparece, lo mejor es fortalecer los músculos del suelo pélvico mediante los ejercicios de Kegel. Cuando el suelo pélvico está entrenado, los esfínteres soportan mejor la presión.

Existen varios tipos de ejercicios, pero todos consisten, básicamente, en contraer la musculatura del suelo pélvico, variando tanto el ritmo como la postura. Debes hacerlo durante unos 10 minutos varias veces al día.

Es importante ser constante para que funcione, como cualquier otro entrenamiento o ejercicio.

Otros medios de mejorar la incontinencia urinaria son cambiar ciertos hábitos como orinar más a menudo, evitar sobreesfuerzos físicos, no fumar, reducir el consumo de cafeína, etc.

 

 

Fuente:

- Consulta Matrona, Mat. Dora Bravo Pulgar: http://etsmatrona.wixsite.com/matrona/single-post/2015/03/20/Incontinencia-Urinaria-despu%C3%A9s-del-Parto

- Elia Matrona Madrid: http://www.eliamatrona.com/incontinencia-urinaria/