Si has estado investigando por Internet, te habrás dado cuenta de que esto de escoger la silla de seguridad para el coche no es nada fácil, ya que, además de la gran oferta que existe en el mercado, hay una serie de pautas relativas a la edad, al peso y la altura del menor que hay que tener muy en cuenta. Por eso, queremos darte todas las claves para que puedas escoger la silla adecuada para tu peque.

En la actualidad, está más que demostrado que estas sillitas reducen un 75% el número de muertes y el 90% de las lesiones en accidentes de tráfico, tal y como indica la DGT. Además, existe una Ley de Tráfico y Seguridad en vigor que dice que las autoridades pueden inmovilizar los vehículos en los que haya algún menor sin el sistema de seguridad adecuado, además de suponer una pérdida de puntos y una multa de 200 €, por lo que llevar a tu peque en su sillita, no sólo se trata de un tema de seguridad, sino también de una obligación legal.

A continuación, te detallamos los diferentes grupos de sistemas de retención y sus características principales:

  • Grupo 0 y 0+: El grupo 0 corresponde a los recién nacidos y bebés de hasta 10 kg, aproximadamente entre los 9 y 12 meses de edad, y hasta los 13 kg, aproximadamente hasta los 15 meses, en caso del Grupo 0+. Estás sillas deben estar siempre en sentido contrario a la marcha para ofrecer una mayor protección en caso de accidente y los niños sujetos a la silla mediante un arnés de 5 puntos. Si se trata de un capazo, debe colocarse en los asientos posteriores, y sólo de manera excepcional en los delanteros. A partir de los 13 kg, o cuando sobresalga su cabeza del respaldo, es necesario cambiar a una silla del siguiente grupo.
  • Grupo 1: Este grupo es para niños que pesan entre 9 y 18 kg, y deben quedar bien fijadas mediante el cinturón o sistema ISOFIX. El niño queda sujeto mediante un arnés de 5 puntos que siempre debe llevar abrochado y ajustado al cuerpo. Es importante que el niño no se suelte o no saque un brazo del arnés, ya que el sistema de seguridad perdería su efectividad.
  • Grupo 2: Son las sillas para niños que van desde los 15 a los 25 kg, normalmente entre los 3 y los 7 años. Se tratan de elevadores con respaldo y se recomienda que se coloquen en el asiento central trasero. El niño va sujeto con el cinturón de seguridad.
  • Grupo 3: Son los asientos y cojines elevadores para niños de 22 a 36 kg, de entre 9 y 12 años. Este grupo es para los niños que son demasiado pequeños para ir sólo con cinturón de seguridad, pero demasiado grandes para ir en sillas. La mayoría consiste en un cojín, con respaldo en algunos casos, que se coloca sobre el asiento trasero para elevar al niño lo suficiente para que pueda usar el cinturón de seguridad del vehículo.
  • A partir de 135 cm: De manera excepcional, los niños que superan 135 cm de altura pueden usar únicamente el cinturón de seguridad, aunque se recomienda que sigan utilizando un sistema de retención infantil (SRI) acorde a su estatura y peso hasta los 150 cm. En cualquier caso, si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo del mentón, el pequeño deberá seguir usando un asiento elevador.

Ahora que ya conoces los grupos de sillas, te damos unas normas esenciales de seguridad que siempre has de tener en cuenta:

  1. La seguridad de tu peque es importantísima, y se debe usar siempre un sistema de retención, en todos los viajes en coche que haga desde su nacimiento, y hasta que supere los 150 cm, cuando ya pueda viajar con el cinturón de seguridad únicamente.
  2. Cuanto más tiempo viaje en el sentido contrario a la marcha, muchísimo mejor.
  3. Ten siempre en cuenta el crecimiento y el peso del niño para asegurarte de que está usando la silla adecuada.
  4. Asegúrate de que la silla está bien colocada y el niño bien sujeto.
  5. Mucha atención en los trayectos cortos porque es donde más accidentes suele haber y donde más despistes hay en la colocación de los niños.
  6. No te olvides de dar ejemplo; si tú usas siempre el cinturón, tu peque también le dará a la seguridad la importancia que merece.

Dicen que cuando nacen los hijos se desarrolla el instinto de protección. Ahora ya tienes toda la información necesaria para escoger la silla para el coche de tu hijo, y también, para cumplir con la normativa que los expertos marcan, garantizando así su seguridad.

 

Fuentes: