Alimentación y nutrición son conceptos distintos que a menudo se confunden. Mediante la digestión, nuestro cuerpo transforma los alimentos en nutrientes, y estos pueden convertirse en energía, cubrir necesidades plásticas o reguladoras. Durante el embarazo aumentan las necesidades energéticas y nutricionales, es el momento de seguir una alimentación saludable para nutrirte de forma óptima.

Los hidratos de carbono son un tipo de nutriente que se obtiene de alimentos como la pasta, el pan, el arroz, la patata y el azúcar. Son la principal fuente de energía de nuestro organismo, eso significa que deben estar presentes en nuestra dieta repartidos a lo largo del día, y especialmente en situaciones como el embarazo, durante el cual las necesidades de energía de la mujer son superiores.

También forman parte de estructuras del organismo y sirven para mantener la actividad física y mental. Es recomendable que los hidratos de carbono aporten entre el 50 y 55% de las calorías totales diarias, y hay que tener en cuenta que un aporte insuficiente puede generar sensación de cansancio, hambre, mareo y hasta sudor.

Se clasifican en simples y complejos según su estructura química. Los hidratos de carbono simples se absorben de forma rápida y en seguida pasan a la sangre. Es el caso del azúcar, alimentos dulces y refrescos. Modera su consumo para prevenir problemas de sobrepeso, diabetes o caries dental.

Los hidratos de carbono complejos necesitan más tiempo para transformarse en glucosa y pasan a la sangre de forma gradual. Nos referimos a los cereales y sus derivados, la patata y también las legumbres donde se encuentrancombinados con proteína. Al contrario que los anteriores, es recomendable que los hidratos de carbono complejos estén presentes en la dieta de la mujer embarazada, y la mejor manera de distribuirlos es realizando de 5 a 6 comidas al día. Desayunar cereales al levantarte y un bocadillo a media mañana, comer arroz o pasta en los platos principales y merendar unas galletas integrales sería una buena manera de tener energía todo el día.

Puedes completar esta información con nuestros artículos acerca del Omega-3, las vitaminas y los minerales en el embarazo.