Continuando con el primer artículo, preparar la comida de nuestros hijos en casa y llevarla a la escuela con fiambrera significará para muchas familias un ahorro económico. Sin embargo hay que tener presente que la comida del mediodía debe aportar el 35% de las calorías diarias y que una de las premisas de la dieta saludable es la variedad, que garantiza el equilibrio en cuanto a los nutrientes que nos aportan los alimentos.

Comiendo variado es más fácil obtener todos los nutrientes necesarios y evitar carencias. Por este motivo, te aconsejamos organizarte, planificar un menú semanal, y no improvisar en el día a día, para evitar repeticiones o falta de alimentos básicos y conseguir la variedad y equilibrio necesarios.

Ya que la infancia es una etapa de la vida en que una correcta alimentación tiene un papel esencial, conviene seguir las raciones recomendadas por los expertos de cada grupo de alimentos y repartirlos bien a lo largo del día.

En la fiambrera puedes alternar el plato único con la presentación de primer y segundo plato. Los alimentos a la plancha tienen una textura más dura y reseca, sobre todo si se consumen al cabo de unas horas, en cambio son más apetecibles las texturas blandas y con salsas.

La carne resulta más apetitosa en albóndigas, croquetas o guisada. El pescado se puede incorporar en la fiambrera rebozado, al horno o en salsa, intenta no abusar mucho de los fritos. Las verduras y hortalizas pueden combinarse con la pasta en forma de ensaladas, lasañas o canelones, y con la patata en purés o menestras.

Mezclando legumbres con cereales se obtiene una proteína vegetal de buena calidad, de manera que un plato de arroz con lentejas, cebolla, puerro y zanahoria (por ejemplo) aliñado con aceite de oliva constituye un excelente plato único.

Al preparar tortillas, revoltijos o huevo duro, asegúrate que el huevo quede bien cocido. Si añades mahonesa es mejor utilizar una de envasada que no preparada en casa con huevo crudo.

El postre será preferentemente una pieza de fruta fresca y como complemento puedes incluir un lácteo. Todas las comidas se acompañaran con un poco de pan.